ABSTRACTS

Detección y documentación de los soplos cardíacos en cachorros clínicamente sanos en los centros veterinarios de primeria opinión en el primer control sanitario.

van Staveren MDB, Szatmári V.
Acta Vet Scand. 2020 Jun 25;62(1):37

  • Por ahora se desconoce la frecuencia con que se identifican y registran los soplos cardíacos en los centros veterinarios de primeria opinión en el primer control sanitario de los cachorros.
  • Los objetivos del estudio eran evaluar la concordancia en la detección de soplos entre los veterinarios de primera opinión, un estudiante de veterinaria capacitado y un especialista en cardiología veterinaria, y establecer si se habían registrado hallazgos anormales de auscultación en las cartillas sanitarias de cachorros clínicamente sanos.
  • Se realizó la auscultación cardíaca en 331 cachorros clínicamente sanos con propietario, atendidos en 43 centros veterinarios de primera opinión diferentes, en dos momentos: a la edad de 34-69 días por un veterinario de primera opinión y a la edad de 45-76 días (en promedio 9 días después) por un especialista en cardiología veterinaria y por un estudiante de veterinaria capacitado. De forma retrospectiva se valoraron los resultados de la auscultación registrado en las cartillas sanitarias, y se compararon prospectivamente con los resultados de la auscultación de un especialista en cardiología veterinaria. Se comparó la concordancia por la presencia de un soplo entre los tres mediante el índice kappa de Cohen (ϰ)
  • El acuerdo entre el especialista en cardiología veterinaria y los veterinarios de primera opinión fue deficiente (ϰ = 0,01) y significativamente diferente (P < 0,001). Los veterinarios de primera opinión habían registrado el soplo cardíaco en sólo 1 de los 97 cachorros en los que el especialista en cardiología veterinaria detectó un soplo. Doscientos cincuenta y dos cachorros fueron auscultados tanto por el especialista en cardiología veterinaria como por el estudiante. Su acuerdo fue moderado (ϰ = 0,40) y significativamente diferente (P = 0,024). El acuerdo entre el estudiante y un veterinario de primera opinión sobre estos 252 cachorros fue pobre (ϰ = 0,03) y significativamente diferente (P < 0,001).
  • Este estudio muestra que los soplos cardíacos leves raramente se documentan durante el primer control sanitario de los cachorros por parte de los veterinarios de primera opinión. Aunque los soplos leves pueden no ser clínicamente relevantes, encontrarlos y registrarlos es una evidencia de que se realiza una auscultación cuidadosa. No evidenciar un soplo no patológico no tiene importancia clínica; sin embargo, la no detección de un soplo patológico podría resultar perjudicial para cualquier cachorro.