Abstracts

Disposición de cimicoxib en el plasma y leche de perras criando y sus cachorrros

Schneider M, Kuchta A, Dron F, et al.
BMC Vet Res 2015;11: 178
  • La cesárea en perras es un procedimiento quirúrgico de tejidos blandos bastante doloroso. El cimicoxib, es un AINE recién registrado en la Unión Europea que tiene una indicación para el alivio del dolor en el peri-operatorio. Sin embargo, en caso de cesárea, las principales preocupaciones de la utilización de los AINEs son la posible transferencia de los fármacos en la leche y sus efectos en las crías lactantes. El objetivo del presente trabajo fue evaluar la transferencia del cimicoxib a la leche de 6 perras lactantes después de una sola administración oral  de una dosis de 2 mg / kg en el día 0 (justo después de parto) y el día 28. Otro objetivo del estudio fue evaluar la transferencia del fármaco a través de la leche a los cachorros lactantes. Se obtuvieron muestras de sangre y leche de las perras después de cada administración en el día 0 y el día 28 y muestras de sangre de las crías después de la succión en el día 28. 
  • Todas las perras parieron sin ninguna complicación y dieron a luz a 38 cachorros. Después de la administración en el D0, la Cmax media observada en plasma de las perras fue 0,5323 µg / mL y el área media bajo la curva de concentración-tiempo extrapolada al infinito (AUCINF) fue de 2.411 µg.h / ml. Después de la administración en el D28 sólo la AUCINF fue significativamente mayor, con un valor de 3.747 µg.h / ml. En la leche, después de la administración en el D0, la Cmax media observada fue 0,9974 µ / mL y el área media bajo la curva de concentración-tiempo hasta el último punto de tiempo medible ( AUClast), era 4.205 µg.h / ml. De 24 crías muestreadas en el D28, sólo 2 animales tuvieron una muestra con concentraciones muy bajas cimicoxib, ligeramente por encima del límite de cuantificación (0,01 µg / ml). 
  • Los datos de este estudio, muestran que la administración de cimicoxib dado por vía oral a perras lactantes en una sola dosis de 2 mg / kg tuvo una tasa de transferencia alta a la leche con una ratio leche / plasma de 1,7 a 1,9. La velocidad de transferencia a las crías lactantes fue baja y no se detectaron anomalías clínicas ni en perras ni en cachorros