Abstracts

Dolor de cuello en perros y gatos

M. Dolera, L. Malfassi.
Proceedings ACVIM 2014
  • En este estudio retrospectivo se examinaron 178 animales (9 gatos y 169 perros) con el dolor de cuello en un centro de referencia entre 2009 y 2012. Los criterios de inclusión fueron dolor de cuello identificados en un examen clínico, una MRI y/o TC de cabeza, cuello y pecho, y diagnóstico confirmado en base a hallazgos de citología, histopatología o quirúrgico, o análisis de laboratorio, que incluyó hemograma completo, perfil bioquímico y en casos seleccionados pruebas serológicas o PCR y estudio del líquido cefalorraquídeo
  • El 95% de los pacientes tenían una patología neurológica, mientras que el 5% era no-neurológica. Las lesiones causantes se localizaron eran en el cuello en el 72,5% de casos, mientras en el 17,4% estaban involucrados tanto cabeza como cuello. En el 9% de los casos las lesiones eran sólo en la cabeza, en el 1,1% en el pecho. En el 52,5% de los perros la causa era enfermedad degenerativa del disco intervertebral (IVDD), el 19,5% era neoplasia, 14,5% inflamatoria, 8,5% traumática, 2,5% malformaciones, 2,5% vascular. En el  66,6% de gatos eran neoplasias, 22,2% traumática, 11,2% inflamatoria.
  • El 78% de los casos que mostraron una lesión de la médula cervical tenía IVDD. El 77% de casos con lesiones en cerebro y  médula tenían una enfermedad inflamatoria, mientras que en todos los casos de dolor en el cuello por una lesión localizada en el cabeza, la patología era neoplásica.
  • Los hallazgos de este estudio indican que las lesiones responsables del dolor de cuello pueden localizarse en el cuello, la cabeza o el pecho. El dolor y la localización de la lesión no siempre se correlacionan. Existen diferencias en la prevalencia y la localización de enfermedades entre perros y gatos.