ABSTRACTS

Efecto de una dosis baja de meloxicam en gatos con enfermedad renal crónica

KuKanich K, George C, Roush JK, Sharp S, Farace G, Yerramilli M, Peterson S, Grauer GF.
J Feline Med Surg. 2020 Jun 29

  • La terapia con meloxicam puede beneficiar a los gatos con enfermedades degenerativas de las articulaciones. Existen estudios retrospectivos que sugieren que podría retrasar la progresión de la enfermedad renal y aumentar la supervivencia.
  • El objetivo de este estudio es evaluar prospectivamente los efectos renales del tratamiento con meloxicam en dosis bajas (0,02 mg/kg/día) durante 6 meses en gatos con enfermedad renal crónica (ERC).
  • Se incluyeron 21 gatos con ERC estable en estadiaje IRIS 2 o 3 y se asignaron al azar a dos grupos, placebo o meloxicam. Los gatos fueron evaluados al inicio y a los 1, 3 y 6 meses, y se incluyó presión arterial, análisis bioquímicos, dimetilarginina simétrica (SDMA), tasa de filtración glomerular (GFR), análisis de orina, ratio proteína/creatinina en orina (UPC), ratio TGF ß: creatinina en orina, clusterina en orina, cistatina B en orina e inosina en suero.
  • No se observó ninguna diferencia estadística en la presión arterial sistólica, nitrógeno ureico en sangre, creatinina, SDMA, GFR, ratio TGF ß: creatinina en orina, clusterina en orina, cistatina B en orina e inosina en suero en los gatos que recibieron meloxicam vs. placebo. La media de UPC fue mayor en el grupo de meloxicam (0,33) que en el grupo de placebo (0,1) a los 6 meses (P = 0,006). A cuatro gatos se les suspendió el meloxicam debido a los posibles efectos adversos (principalmente gastrointestinales).
  • En este estudio, no se observó ninguna disminución en la función renal excretora cuando se administró meloxicam a gatos con ERC. Sin embargo, se observaron efectos adversos gastrointestinales, y los gatos que recibieron meloxicam mostraron una proteinuria mayor a los 6 meses que los gatos que recibieron placebo. Este hallazgo sugiere que, en gatos con ERC, el meloxicam debe utilizarse con precaución y monitorizar el UPC, ya que la proteinuria se asocia con resultados negativos (progresión de la azotemia y de la hipertensión). Hasta que se disponga de más investigaciones, se debería sopesar el riesgo de un posible aumento de la proteinuria frente a los beneficios sobre la calidad de vida cuando se considere la posibilidad de utilizar meloxicam como analgésico en gatos con enfermedades renales.