Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Efectos de la ingesta diaria de proteína en la composición corporal y parámetros metabólicos en perros castrados

Kawauchi IM, Jeremias JT, Takeara P, de Souza DF, Balieiro JCC, Pfrimer K, Brunetto MA, Pontieri CFF.
J Nutr Sci. 2017 Aug 18;6:e40.
  • La castración es una recomendación veterinaria muy frecuente y a menudo se asocia con el desarrollo de la obesidad. El objetivo de este estudio fue evaluar los efectos, en perros castrados, de la ingesta de dos cantidades diferentes de proteínas respecto al requerimiento de energía para mantenimiento  (maintenance energy requirement: MER), la composición corporal y parámetros bioquímicos y hormonales. Un total de catorce perros adultos sanos fueron alimentados con una dieta que contenía 59,7 g de proteína / 1000 kcal (4184 kJ) (P60) o una dieta con 94,0 g de proteína / 1000 kcal (4184 kJ) (P94) durante 26 semanas después de la castración para mantener su peso corporal que tenían antes de la castración. Se instaló un modelo mixto para verificar los efectos de la dieta, el tiempo y la interacción dieta × tiempo sobre los parámetros bioquímicos, las concentraciones séricas de insulina, el glucagón, la leptina y el factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1). 
  • Se encontró un efecto del tiempo sobre fructosamina, lípidos totales y concentraciones séricas de IGF-1. La interacción dieta × tiempo fue significativa para el glucagón (P <0,05). No se encontraron diferencias entre las dietas en el MER, dentro de cada tiempo. Sin embargo, hubo una reducción en el MER de los perros alimentados con la dieta P60 26 semanas después de la castración (P = 0,042). La masa grasa corporal de los perros alimentados con la dieta P60 aumentó (P <0,05) después de la castración, incluso sin un cambio en el peso corporal. Algunos de los parámetros bioquímicos cambiaron con el tiempo, pero todos permanecieron dentro su rango normal. 
  • Los autores concluyen que, para el período evaluado en el presente estudio, una dieta con 94,0 g de proteína / 1000 kcal (4184 kJ) de energía metabolizable parece ser una estrategia nutricional beneficiosa para mantener el MER y la composición corporal de los perros, después de la castración.