ABSTRACTS

Eficacia de la administración tópica de fluralaner o una combinación de imidacloprid y moxidectina en perros con demodicosis generalizada.

Fourie JJ, Meyer L, Thomas E.
Parasit Vectors. 2019 Jan 25;12(1):59

  • La demodicosis canina se clasifica como localizada o generalizada según la extensión de la enfermedad. La demodicosis generalizada crónica es una enfermedad cutánea difícil de tratar con poca probabilidad de resolverse sin terapia. En este estudio se comparó la eficacia de dos medicamentos tópicos spot-on, fluralaner o una combinación de imidacloprid y moxidectina, contra la demodicosis generalizada adquirida de forma natural en perros.
  • Se incluyeron 16 perros con demodicosis generalizada adquirida naturalmente que se asignaron al azar a 1 de los 2 grupos de estudio que consistían en 8 perros cada uno. En el día 0, los perros del grupo 1 se trataron una vez con una solución de fluralaner spot-on. Los perros del grupo 2 fueron tratados con la solución de imidacloprid / moxidectin spot-on en 3 ocasiones (días 0, 28 y 56) o semanalmente en casos graves. Antes del tratamiento, y en intervalos de 28 días durante un período de 12 semanas, se contaron los ácaros en raspados de piel y se valoraron las lesiones demodécticas en cada perro. Los raspados profundos de la piel se realizaron de los mismos 5 sitios, en cada perro, en cada examen.
  • Después de la administración de fluralaner, la eficacia miticida fue de 99.7% en el día 28, > 99.9% en el día 56 y 100% en el día 84. La eficacia en perros tratados tópicamente con la combinación de imidacloprid y moxidectina fue de 9.8% en el día 28, 45.4% en el día 56 y 0% en el día 84, y fue significativamente (P <0.01) más bajo que el grupo tratado con fluralaner en cada punto de tiempo posterior al tratamiento.
  • Los autores concluyen que una sola administración tópica de fluralaner eliminó los ácaros Demodex spp en perros con demodicosis generalizada. El tratamiento tópico de la combinación de imidacloprid / moxidectina administrado 3 veces a intervalos de 28 días, o incluso con mayor frecuencia, no eliminó los ácaros de la mayoría de los perros tratados.