ABSTRACTS

El hipotiroidismo y su asociación con enfermedades biliares hepáticas adicionales en perros: un estudio retrospectivo de casos y controles

A.R. Codea; C. Popovici; A. Mureşan; D. Neagu; A. Biris; D.I. Marcutan; R. Lăcătuş; I. Cimpoieş; O. Sarpataki; I.M. Cismaru; M.V. Mircean
29 ° Congreso ECVIM-CA, 2019

El hipotiroidismo puede tener una implicación importante en el retraso del vaciamiento de la vesícula biliar y se debería investigar su papel en la patogénesis del mucocele de la vesícula biliar y otras enfermedades biliares extrahepáticas.

El objetivo de este estudio es evaluar la incidencia de enfermedades biliares extrahepáticas en perros hipotiroideos.

  • ​Se examinaron retrospectivamente los registros médicos de 63 perros diagnosticados con hipotiroidismo para detectar la presencia o ausencia de enfermedad biliar extrahepática (mucocele, colecistitis, colelitiasis y masas de vesícula biliar). 
  • En 49 perros (77.7%) se detectaron elevaciones séricas de gamma glutamil transferasa, fosfatasa alcalina, alanina aminotransferasa y bilirrubina total, vesículas biliares agrandadas, patrones vesiculares de estriado fino o estrellado inmóvil, paredes de la vesícula biliar engrosadas, presencia de barro biliar o masa hiperecogénica en vesícula biliar. Los perros mayores y las razas pequeñas estaban sobrerrepresentados. La mayoría de los perros presentaron signos clínicos no específicos, como vómitos, anorexia y letargo, diarrea y / o fiebre. Después de exámenes ecográficos, y valoración macroscópica / histológica y cultivos bacterianos, se diagnosticó enfermedad biliar extrahepática en 34 perros (53,9%) entre las que se incluyeron mucocele de la vesícula biliar (n = 21 perros), colelitiasis (n = 8 perros) y colecistitis (n = 5 perros) La incidencia del mucocele de la vesícula biliar fue la más alta (33,3%) seguida de colelitiasis (12,6%) y colecistitis (7,9%).

Este estudio sugiere que los perros hipotiroideos que se presentan por enfermedad aguda con evidencia laboratorial de enfermedad hepatobiliar deben someterse a una evaluación más extensa para detectar la presencia de enfermedades biliares extrahepáticas como el mucocele biliar, la colelitiasis y la colecistitis.