Abstracts

Envenenamiento con orugas procesionarias del pino Thaumetopoea pytiocampa en 109 perros: un estudio retrospectivo

Pouzot-Nevoret C, Cambournac M, Violé A, Goy-Thollot I, Bourdoiseau G, Barthélemy A.
Toxicon. 2017 Mar 26
  • El contacto con las orugas procesionarias del pino (CPPM) Thaumetopoea pityocampa induce reacciones alérgicas locales graves.
  • El propósito de este estudio retrospectivo de cohortes a gran escala fue describir las manifestaciones clínicas y los factores de riesgo relacionados con la exposición a la CPPM. Se incluyeron 109 perros entre los años 2000 y 2016. En 94/109 perros (86%) se observaron lesiones linguales que iban desde edema a necrosis severa. En 60/109 perros (55%), se observaron los siguientes signos sistémicos: vómitos (52/109, 48%), disnea (6/109, 5%), hipovolemia (4/109, 4%) y diarrea (2 / 109, 2%).
  • A partir del tiempo transcurrido desde el contacto con CPPM hasta que se hizo el primer lavado oral, se definieron tres grupos: <2 h (grupo 1, 37/105, 35%), 2 h-6 h (grupo 2, 39/105, 37%) Y> 6 h (grupo 3, 29/105, 28%). La necrosis lingual (TN: Tongue necrosis) en el momento del ingreso fue significativamente más frecuente en los perros del grupo 3 que en los grupos 1 y 2 (45% vs. 5% y 5% respectivamente, p = 0,0002). Además, el desarrollo de TN durante la hospitalización fue significativamente más común en los perros del grupo 3 (65%) que en los otros dos grupos (21% en el grupo 1 (p = 0,02) y 31% en el grupo 2 (p = 0,001). Los perros del grupo 3 presentaron un riesgo 14,63 veces mayor de TN en el momento del ingreso y un riesgo 3,78 veces mayor de desarrollar TN durante la hospitalización en comparación con los otros grupos. La tasa de supervivencia después de la exposición fue del 97%.
  • En 69/109 perros (63%) estaban disponibles los datos de seguimiento. Veintitrés perros (37%) tuvieron TN establecida sin mayores consecuencias sobre la calidad de vida. El tiempo transcurrido entre el contacto y el primer lavado oral parece ser un punto calve determinante para la progresión de las lesiones necróticas. Los mejores resultados se observaron cuando el lavado se realizó dentro de las 6 h del contacto.
  • El pronóstico del envenenamiento CPPM es excelente, con un periodo de hospitalización corto.