Abstracts

Epidemiología y clasificación de mordeduras de perro en la cara en humanos: Un estudio prospectivo de 108 pacientes

Toure G, Angoulangouli G, Meningaud JP.
J Plast Reconstr Aesthet Surg 2015
  • En medicina humana, las mordeduras de perro son consideradas como lesiones sépticas, y cuando su ubicación es en la cara, por su topografía altamente simbólica y con importantes funciones sociales, estas mordeduras son particularmente preocupantes. Además también hay un  cierto impacto psicológico, a tener en cuenta en términos de medidas de protección de menores. Se lleva a cabo un estudio prospectivo, en 13 años, para identificar factores de riesgo. Nuestros resultados ponen de relieve los factores de riesgo específicos, y pueden, por tanto, ayudar en la implementación de medidas de prevención primaria concretas contra las mordeduras de perro. Se diseñó una  hoja de información que se rellenaba durante el ingreso de los pacientes que habían sido mordidos por un perro en la cara
  • Las mordeduras de perro en la cara representaban el 0,83% de los ingresos del servicio de urgencias. Una mayoría considerable de estos pacientes eran niños, con el 68,5% de los pacientes <16 años de edad, y el 33,3% de los pacientes con edades comprendidas entre los 2 y 5 años. Las heridas eran múltiples y de gravedad variable. El tipo de perro involucrado era con frecuencia un pastor alemán. Sorprendentemente, el 91,3% de las mordeduras se había producido en un entorno monoparental.
  • Los autores del estudio concluyen que  los factores fundamentales que aumentan la probabilidad de una mordedura de perro a la cara son, niños entre 2-5 años de edad, un contexto monoparental, y la participación de un tipo de perro como el pastor alemán