Se encuentra usted aquí

Abstracts

Evaluación de la administración intranasal de una terapia de alta dosis de interferón-alfa 2b humano para el tratamiento de enfermedad crónica del tracto respiratorio superior en gatos de refugio

Fenimore A, Carter K, Fankhauser J, et al.
J Feline Med Surg 2015
  • Los signos clínicos de la infección del tracto respiratorio superior pueden ser difíciles de manejar en los gatos, especialmente los que se encuentran en refugios. En este estudio, se obtuvieron datos clínicos de gatos enfermos crónicos (3-4 semanas duración) con sospecha de infección por herpesvirus-1 (FHV-1) o calicivirus (FCV) felinos después de la administración de una de dos terapias nuevas. A los gatos del Grupo A se les administró una formulación comercialmente disponible de interferón-alfa 2b humano a 10.000 U / kg por vía subcutánea durante 14 días, y a los gatos del Grupo B gatos se les administró vía intranasal una dosis de una vacuna de FHV-1 y FCV l. Se realizaron análisis de biología molecular para FHV-1 y FCV en muestras faríngeas, y se midieron una serie de citoquinas en la sangre de algunos gatos. Durante 14 días, se determinó una puntuación clínica daría; los gatos que desarrollaron una respuesta aceptable hacia el día 14 de regresaron al refugio para entrar en el programa de adopción. Los que fallaron al primer protocolo de tratamiento se introdujeron en un grupo de tratamiento alternativo.
  • Durante el primer período de tratamiento, 8/13 gatos en el grupo A (61,5%) y los 12 gatos en el grupo B (100%) tuvieron respuestas clínicas aparentes. Hubo siete gatos positivos a PCR FHV-1 o FCV que respondieron favorablemente, independiente del grupo de tratamiento en el que estaban. No hubo diferencias en los niveles de citoquinas entre los gatos que respondieron o fallaron a la terapia.
  • Los autores concluyen que cualquiera de los protocolos evaluados en este estudio puede ser beneficioso para aliviar los signos clínicos crónicos de gatos sospechosos de enfermedad crónica del tracto respiratorio superior de origen viral que han fracasado otras terapias más convencionales. Los resultados de este estudio aconsejan realizar  investigaciones adicionales que evalúe estos protocolos