Abstracts

Evaluación retrospectiva del fallo hepático agudo en perros (1995-2012): 49 casos

Lester C, Cooper J, Peters RM, Webster CR.
J Vet Emerg Crit Care. 2016 May 4
  • El objetivo de este estudio es  caracterizar la presentación clínica y los resultados de perros con insuficiencia hepática aguda (acute liver failure, ALF ). Se diseñó una serie de casos retrospectiva desde enero de 1995 hasta diciembre de 2012, que incluyó 49 animales diagnosticados con ALF, definida como la aparición aguda de signos clínicos acompañados por hiperbilirrubinemia sérica y coagulopatía (tiempo de protrombina> 1,5 veces el límite superior del intervalo de referencia) con o sin signos de encefalopatía hepática. Se analizaron los registros médicos retrospectivamente para la presentación clínica, antecedentes, hallazgos en el examen físico, datos clínico-patológicos, resultados de diagnóstico por imagen, histopatología hepática, tratamiento y resultado.
  • Los signos clínicos en el momento de la presentación incluían,  anorexia (28/49, 57%), vómitos (25/49, 51%), alteraciones neurológicas (17/49, 35%), y polidipsia / poliuria (10/49, 20%). En 28/49 (57%) perros se observaron trastornos neurológicos compatibles con encefalopatía hepática, en algún momento durante la hospitalización.
  • Las alteraciones clínico-patológicas más comunes en el momento de la presentación, además de la hiperbilirrubinemia y aumento de la actividad sérica  de las enzimas hepáticas, incluyeron trombocitopenia (25/49, 51%), hipoalbuminemia (23/49, 46%), leucocitosis (17/49, 34%), anemia (14/49 , 29%), hipocalemia (13/49, 27%), e hipoglucemia (10/49, 20%).
  • Entre las causas de ALF se diagnosticaron, neoplasia (13/49, 27%), presunción de leptospirosis (4/49, 8%), e isquemia (1/49, 2%). Los casos restantes fueron de naturaleza idiopática, aunque 15 de estos perros habían tenido exposición a posibles toxinas hepáticas.
  • Las lesiones más comunes en los 35/49 (71%) perros en los que se había realizado histopatología hepática fueron necrosis (19/39, 48%), lipidosis (16/39, 41%), degeneración vacuolar (7/49, 14%), e inflamación (4/49, 8%).
  • Las complicaciones incluyeron ascitis (20/49, 41%), tendencia hemorrágica (14/49, 29%), pancreatitis (12/49, 24%), y necrosis tubular aguda (11/49, 22%). Siete (14%) perros sobrevivieron y se dieron de alta. Los animales que sobrevivieron habían tenido una mayor actividad sérica de la alanina aminotransferasa, y fueron más propensos a mantener concentraciones normales de albúmina y no desarrollar hemorragias o ascitis durante la hospitalización.
  • El estudio concluye que la ALF canina está asociada se asocia a múltiples etiologías y tiene una alta tasa de mortalidad. Sería necesario el desarrollo de estrategias para aumentar la supervivencia.