ABSTRACTS

Evaluación retrospectiva del uso de plasma congelado en gatos en 121 gatos: 2009-2016

Lane WG, Sinnott-Stutzman VB.
J Vet Emerg Crit Care. 2020 Sep;30(5):558-566

  • Este estudio documenta las indicaciones del uso de plasma fresco congelado (PFC) en gatos, las dosis administradas y la frecuencia de las reacciones adversas a la transfusión (RAT).
  • Se planteó un estudio observacional retrospectivo desde enero de 2009 hasta noviembre de 2016 en gran centro urbano de referencia y urgencias. Se incluyeron 121 gatos con propietario que recibieron PFC. Se registraron la reseña del animal, la(s) indicación(es), la dosis, la concentración sérica proteínas plasmáticas totales antes y después de la transfusión, el tiempo de protrombina, el tiempo de tromboplastina parcial activada, así como la posible aparición de RTA, los procesos patológicos primarios y el resultado final.
  • La presión arterial Doppler aumentó tras la transfusión (media pre: 99,5 ± 30,8 mm Hg; media post: 108,5 ± 32,5 mm Hg, P = 0,027). Los gatos eran significativamente menos propensos a sufrir coagulopatía después de la transfusión (p < 0,001). Las indicaciones más comunes fueron la sospecha de coagulopatía (n = 105, 83%), hemorragia (n = 45, 35%) e hipotensión (n = 32, 25%). La mediana de la dosis administrada fue de 6 mL/kg (rango intercuartil = 3 mL/kg) y se correlacionó negativamente con el peso corporal (r = -.598, P < 0.001). Se produjo una posible RTA en 17 de 108 (16%, intervalo de confianza [IC] del 95%, 10-24%) de las transfusiones evaluadas. El aumento de la temperatura corporal fue el más común en 11 de 108 (10%, IC del 95%, 5-18%), seguido de taquipnea/disnea en 8 de 108 (7%, IC del 95%, 3-13%). Los procesos patológicos primarios más comunes fueron la enfermedad hepática (n = 41, 34%), la neoplasia (n = 19, 16%) y la sepsis (n = 15, 12%). La mortalidad global fue del 54%. La mejora de los tiempos de coagulación se asoció con una mayor probabilidad de supervivencia (odds ratio = 2,4; IC del 95%, 1,1-5,3; p = 0,023).
  • Las justificaciones de los clínicos para las transfusiones de PFC manifestadas en este estudio son comparables a las reportadas en perros; sin embargo, la dosis de mL/kg es menor. La coagulopatía y la presión arterial mejoran significativamente tras la transfusión. Las posibles RTA fueron tan frecuentes como las reportadas en las transfusiones de concentrados de glóbulos rojos en felinos y se clasificaron como leves.