Abstracts

Evolución y factores de pronóstico de perros que vivieron más de un año después de un diagnóstico de osteosarcoma: 97 casos (1997-2008)

Culp WT, Olea-Popelka F, Sefton J, et al
J Am Vet Med Assoc 2014;245: 1141-1146
  • En este estudio se evalúan de forma retrospectiva las características clínicas, los resultados y las variables de pronóstico en una cohorte de perros que sobrevivieron más de 1 año después de un diagnóstico inicial del osteosarcoma. Se revisaron los registros médicos de 90 perros de un período de 11 años, desde 1997 hasta 2008, y se evaluaron los pacientes con osteosarcoma apendicular que vivieron más de 1 año después del diagnóstico histopatológico inicial. Se registraron ciertas variables como la reseña, el peso, la actividad de la fosfatasa alcalina sérica, la localización del tumor, la cirugía y las terapias adyuvantes.
  • No se encontró toda la información para los 90 perros que cumplieron los criterios de inclusión. En los perros evaluados, la mediana de edad fue de 8,2 años (rango, 2,7-13,3 años) y el peso promedio fue de 38 kg (83,6 libras; rango de 21 a 80 kg). La actividad de la fosfatasa alcalina sérica estaba alta en 29 de 60 (48%) perros evaluados. La localización del tumor más común era la porción distal del radio (54/90 [60%]). Ochenta y nueve de los 90 (99%) perros fueron sometidos a cirugía, y 78 (87%) recibieron quimioterapia. En general, 49 de 90 (54%) perros desarrollaron metástasis. La mediana del tiempo de supervivencia, después del año inicial, fue de 243 días (rango, 1 a 1899 días). Los perros que desarrollaron una infección quirúrgica en el lugar de la intervención después de la cirugía para conservar la extremidad tenían un pronóstico significativamente mejor, después de 1 año del diagnóstico de osteosarcoma, en comparación con los perros que no desarrollaron infecciones.
  • Los resultados de este estudio indican que los perros con un diagnóstico inicial del osteosarcoma que vivieron más de 1 año, tuvieron una mediana de supervivencia, después del año inicial, de aproximadamente 8 meses. Como ya se había revelado anteriormente, el desarrollo de una infección quirúrgica en el lugar de la intervención en perros sometidos a una cirugía para conservar la extremidad afecta significativamente el pronóstico y sugiere la realización de estudios específicos.