ABSTRACTS

Factores de riesgo, características y evolución de síndrome de dificultad respiratoria aguda en perros y gatos:54 casos

J Vet Emerg Crit Care 2019 Mar;29(2):173-179
Boiron L, Hopper K, Borchers A.

  • Este estudio trata de caracterizar las características clínicas del síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), los factores de riesgo y el resultado final en perros y gatos. Además, también trata de evaluar los criterios clínicos actuales para el diagnóstico de SDRA comparándolos con los hallazgos en necropsia.
  • Se diseñó un estudio retrospectivo con 54 animales, 46 perros y 8 gatos.  Se revisaron las historias clínicas de los pacientes con diagnóstico de SDRA según los criterios clínicos consensuados anteriormente o el diagnóstico en necropsia. Se registraron  datos acerca de la reseña del animal,  hallazgos clínicos y resultados. Los animales se agruparon de acuerdo con un diagnóstico clínico o de necropsia: a 43/54 (80%) se les diagnosticó SDRA según los criterios clínicos (grupo 1) y a 11/54 (20%) se les diagnosticó SDRA según únicamente la necropsia (grupo 2). 
  • En el grupo 1, 22/43 (51%) se les realizó una necropsia, que confirmó SDRA en 12/22 (54%). En perros, las causas directas (pulmonares) de SDRA fueron más comunes que las causas indirectas, mientras que los gatos tuvieron una incidencia similar de causas directas e indirectas. En perros, los factores de riesgo más comunes identificados fueron la neumonía por aspiración (42%), el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) (29%) y el shock (29%). Todos los gatos diagnosticados clínicamente con SDRA tenían SIRS ( Síndrome de respuesta inflamatoria sitémica) con o sin sepsis. De los anales con diagnóstico clínico de SDRA, el 49% recibió ventilación mecánica y el 58% recibió tratamiento (con o sin ventilación mecánica) durante 24 horas o más. La tasa general de mortalidad fue del 84% en perros y del 100% en gatos.
  • Al igual que se describe en la literatura humana, la neumonía fue el factor de riesgo más común en perros con SDRA, mientras que en gatos fue el SIRS. La alta tasa de mortalidad y la discrepancia entre el diagnóstico clínico y los hallazgos de la necropsia podrían destacar las limitaciones de los criterios clínicos para el diagnóstico de SDRA y por lo tanto, para el tratamiento, en perros y gatos.