Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Factores de riesgo para la supervivencia en una población de perros con epilepsia de un hospital veterinario

Fredso N, Koch BC, Toft N, et al
J Vet Intern Med 2014
  • Aunque la epilepsia es un trastorno neurológico común en los perros, su resultado a largo plazo está insuficientemente documentado. El objetivo de este estudio era investigar los factores de riesgo para la supervivencia y la duración de la supervivencia en una población de perros con epilepsia idiopática o epilepsia asociada con una causa intracraneal conocida. Se revisaron de forma retrospectiva los perros con diagnóstico de epilepsia entre 2002 y 2008 de un hospital veterinario y se seleccionaron 102 perros; 78 perros con epilepsia idiopática y 24 perros con epilepsia asociada con una causa intracraneal conocida.  Los propietarios fueron entrevistados por teléfono utilizando un cuestionario estructurado para abordar el estado de la epilepsia, el tratamiento, la muerte / vida, y la causa de la muerte. 
  • La esperanza de vida media fue de 7,6 años, 9,2 años, y 5,8 años, para todos los perros,  perros con epilepsia idiopática o perros con epilepsia asociada con una causa conocida intracraneal (P <0,001), respectivamente. El tiempo de supervivencia para los perros con epilepsia idiopática fue significativamente (P = 0,0030) menor en cuanto a los perros sacrificados a causa de la epilepsia (media: 35 meses) en comparación con los perros sacrificados por otros motivos (mediana: 67,5 meses). La supervivencia de los perros machos castrados con epilepsia idiopática era significativamente menor (P = 0,031) (mediana: 38,5 meses) después de tener en cuenta un índice de convulsiones en comparación con los perros machos intactos (mediana: 71 meses). El tratamiento con dos fármacos antiepilépticos no influyó negativamente en la supervivencia (P = .056). 
  • El estudio concluye que los perros con epilepsia idiopática pueden, en muchos casos, tener una esperanza de vida útil similar a la reportada en los perros en general. En los perros donde la mono-terapia no es suficiente, la necesidad de tratamiento con dos fármacos antiepilépticos no está vinculada a un mal pronóstico