Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Farmacocinética y eficacia de un implante de ivermectina para la prevención a largo plazo de la infección de Dirofilaria immitis en perros

Genchi M, Geneteau A, Forget P, Delcombel R, Genchi C.
Parasitol Res. 2017 Apr 22
  • En este estudio se evalúa la eficacia in vivo de diferentes prototipos de implantes subcutáneos que contienen ivermectina (IVM) para la prevención de la infección por Dirofilaria immitis en perros. Los implantes consistían en una matriz de etilcelulosa que contenía IVM (3,0, 4,5 y 6,0 mg / implante;  0,29 a 0,63 mg / kg) como ingrediente activo, y diseñado para liberar aproximadamente 0,1 ng de IVM / mL en el plasma durante al menos 12 meses . Seis perros fueron implantados al día -365. En el día -12, se incluyeron tres perros no infectados en el estudio como grupo de control. Los nueve perros fueron examinados en el día -7 y el día 0 para valorar la presencia de microfilarias de D. immitis en circulación y para confirmar que los perros estaban libres de D. immitis mediante un kit de antígeno ELISA. Los perros fueron infectados artificialmente con 75 larvas infecciosas de D. immitis (L3) cada uno en el día 0. Los perros en el grupo de control fueron sacrificados humanamente el día 153 para verificar la infectividad de las larvas, mientras que los perros implantados fueron examinados para microfilarias circulantes y antígeno de D. immitis los días 153, 195 y 246. Los perros tratados no fueron necropsiados. El perfil farmacocinético del implante de IVM se evaluó en muestras de plasma tomadas el día -364, luego en diferentes momentos hasta el día de la infección, y de nuevo en los días 15, 30, 60, 90, 120 y 153. A lo largo del estudio, se midió el peso de los animales durante el examen clínico en los días 0, 30, 60, 90, 120 y 153.
  • En la necropsia, se encontraron todos los perros control infectados, cada uno con 10 - 11 gusanos del corazón adultos. Los perros con implantes fueron negativos, tanto para microfilarias circulantes como exámenes de antígeno de D. immitis hasta el día 246 (8 meses después de la infección). Los niveles plasmáticos de IVM oscilaron entre 0,06 y 0,16 ng / ml el día 0 y permanecieron estables hasta el día 60, luego disminuyeron gradualmente hasta ser inferior al límite de cuantificación del método. A lo largo del estudio, no se observó ningún efecto secundario.
  • En base a estos resultados, los autores concluyen que los diferentes prototipos de implantes valorados fueron capaces de proteger a los perros de la infección artificial por D. immitis durante al menos 12 meses.