Se encuentra usted aquí

Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Hallazgos bacteriológicos en el útero canino durante las cesáreas efectuadas por distocias y su correlación con la mortalidad en los cachorros en el momento del parto

Goericke-Pesch S, Fux V, Prenger-Berninghoff E, Wehrend A.
Reprod Domest Anim. 2018 Apr 11
  • En la actualidad todavía se desconoce la flora bacteriológica intrauterina canina durante la distocia. En este trabajo se investiga la frecuencia (crecimiento bacteriano (no detectado), calidad (especie y número de los diferentes aislamientos bacterianos) y cantidad (unidades formadoras de colonias) de bacterias intrauterinas en relación con la muerte fetal intrauterina en 50 perras sometidas a cesárea de emergencia. El crecimiento bacteriano se cuantificó desde colonias individuales, (+) (0.5), a un crecimiento fuerte, +++ (3).
  • Se detectó un crecimiento bacteriano de una a cuatro bacterias por muestra en 34 perras (68%), siendo los más comunes Staphylococcus epidermidis (n = 12), Staphylococcus grupo intermedius (n = 7), estreptococos β-hemolíticos (n = 6), Staphylococcus aureus, estreptococos α y γ-hemolíticos (n = 4 cada uno). En cuanto a la cantidad, la categoría que se observó con mayor frecuencia (n = 46) fue el bajo crecimiento. En las perras que tuvieron todos los cachorros vivos (grupo I), el número medio de bacterias aisladas fue 0,78 ± 0,83 comparado con 1,60 ± 1,10 (grupo II: cachorros vivos + nacidos muertos) y 1,0 ± 1,15 (grupo III: cachorros nacidos muertos, grupo III). El crecimiento bacteriano medio en los grupos I / II / III fue + (cantidad 1.0), + (cantidad 1.4) y ++ (cantidad 1.6), respectivamente. Considerando solo las muestras positivas, el número medio de aislamientos bacterianos fue significativamente mayor en el grupo II en comparación con el grupo I (p = 0,0088).
  • Los autores concluyen que, durante una distocia, el útero canino no se puede considerar libre de bacterias. El número promedio de diferentes aislamientos bacterianos y la cantidad de crecimiento bacteriano son más altos en las perras que presentan muerte fetal intrauterina