Abstracts

Hallazgos clínicos, laboratoriales y hemotásicos en gatos con sepsis de ocurrencia natural

Klainbart S, Agi L, Bdolah-Abram T, Kelmer E, Aroch I.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Nov 1;251(9):1025-1034
  • Este estudio trata de caracterizar los hallazgos clínicos y de laboratorio en gatos con sepsis natural, destacando los hallazgos relacionados con la hemostasis, y evaluar estas variables para buscar asociaciones con los resultados del paciente. Se diseñó un estudio clínico prospectivo y observacional que incluyó 31 gatos con sepsis y 33 gatos control sanos. Se recopilaron datos sobre historial, signos clínicos, resultados de pruebas hematológicas, bioquímicas y hemostáticas, diagnóstico obtenido y resultado (supervivencia versus muerte durante la hospitalización ó ≤ 30 días después del alta hospitalaria). Se analizaron estadísticamente las diferencias entre los gatos con y sin sepsis, y las asociaciones entre las variables de interés y la muerte.
  • El grupo de sepsis incluyó gatos con piotorax (n = 10), peritonitis séptica (7), infección por virus panleucopenia felina (5), heridas por mordedura (5), abscesos y celulitis difusa (3) y piometra (1). Las anormalidades clínicas comunes incluyeron deshidratación (21 gatos), letargo (21), anorexia (18), palidez de membranas mucosas (15) y embotamiento (15). Se identificaron varias anomalías clinicopatológicas en los gatos con sepsis incluyendo metarubricitosis, hipertrigliceridemia y altas actividades de enzimas musculares circulantes. La mediana del tiempo de tromboplastina parcial activada y las concentraciones de dímero-D plasmático fueron significativamente mayores, y las actividades de proteína C total y antitrombina fueron significativamente más bajas, en el grupo de gatos sepsis respecto a los gatos control sanos. La coagulopatía intravascular diseminada fue poco común (4/22 [18%] gatos con sepsis). Ninguna de las anomalías clinicopatológicas se asoció significativamente con la muerte en el análisis multivariado.
  • En este estudio, los gatos con sepsis mostraron múltiples anomalías hematológicas, bioquímicas y hemostáticas en el momento del ingreso hospitalario, incluyendo varios datos que sugerían un trastorno hemostático. Se necesitan otras investigaciones adicionales que incluyan un mayor número de gatos para investigar con más detalle estos hallazgos y explorar las asociaciones con los resultados.