Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Impacto de la inmunosupresión en perros tratados para enfermedades transmitidas por vectores

Masahiko Sato; Julia Veir; Sarah Shropshire; Michael R. Lappin
Proceedings ACVIM 2017
  • El tratamiento recomendado para la infección por Ehrlichia canis en perros es un ciclo de 4 semanas de doxiciclina. Aunque algunos estudios muestran la eliminación de la infección después de la terapia con antibióticos, otros han documentado infección persistente incluso después del tratamiento. Por lo tanto, hay interés sobre la recurrencia de la enfermedad cuando se debe usar un fármaco inmunosupresor para el tratamiento de una enfermedad inmunomediada en un perro previamente infectado con E. canis. El propósito de este estudio fue determinar si la administración de una dosis estándar de prednisolona y ciclosporina induce un evidencia clínica o de laboratorio de reactivación de E. canis en perros previamente tratados para la infección.
  • Se incluyeron en el estudio, 7 beagles que se infectaron experimentalmente con E. canis y se les administró doxiciclina a 10 mg / kg, PO diariamente durante 4 semanas. A 3 de estos perros también se les infectó con Anaplasma platys y Babesia vogeli y se les administraron dos dosis de imidocarb a 6.6 mg / kg, vía intramuscular en 2 semanas de diferencia, antes de la inclusión. Después se administró un protocolo inmunosupresor a cada perro basado en prednisolona (rango de dosis 0.94-1.25 mg / kg, PO, q12 horas) junto con ciclosporina cuyas dosis se fueron ajustando en función de los niveles mínimos obtenido (rango de dosis final 5.3-8.3 mg / kg, PO, q12 horas) durante 6 semanas. Se registraron los signos clínicos (fiebre, letargo y anorexia), análisis sanguíneo completo, PCR para ADN de E. canis, A. platys y B. vogeli en sangre, títulos de anticuerpos anti-E.canis por inmufluorecencia (IFA) y citometría de flujo para anticuerpos antiplaquetares.
  • Todos los perros completaron el protocolo inmunosupresor y fueron negativos en la PCR pero positivos en IFA antes de la inmunosupresión. No se observó recurrencia de la infección por E. canis en base a signos clínicos o resultados analíticos, PCR, IFA y citometría de flujo para anticuerpos antiplaquetares. Los títulos Anti-E. canis por IFA fueron negativos en 5/7 perros al final del protocolo inmunosupresor y fueron negativos 6 meses después del protocolo en 5/5 perros que se siguieron. Todos los perros fueron negativos a PCR para E. canis, A. platys y B. vogeli durante la inmunosupresión.
  • Los autores concluyen que un ciclo de 4 semanas de doxiciclina suplementado o no con imidocarb eliminó la infección por E. canis durante al menos 6 meses después de realizar una inmunosupresión durante 6 semanas. El riesgo de reactivación de la infección por E. canis por una inmunosupresión en perros, previamente tratados, se consideró mínimo.