Abstracts

Incidencia y factores de riesgo para regurgitación y vómitos postoperatorios en perros: 244 casos (2000-2012)

Davies JA, Fransson BA, Davis AM, et al
J Am Vet Med Assoc 2015;246: 327-335
  • El objetivo de este estudio es determinar la incidencia y los factores de riesgo de la regurgitación y vómitos postoperatorios (PORV) en perros. Se diseñó un estudio retrospectivo con 244 perros referidos para cirugía a un centro en el periodo 2000-2012. Se registraron datos como: raza; sexo; edad; peso; condición corporal; estado previo a la cirugía en cuanto a urgencia, tiempo de ayuno e historia de vómitos o regurgitación; puntuación según la Sociedad Americana de Anestesiólogía; presencia de diabetes o hipotiroidismo; hematocrito y Proteínas Totales; protocolo de anestesia; administración previa de medicamentos como corticoesteroides, opioides, bloqueante neuromuscular; tiempo de anestesia; tiempo de la cirugía; tipo de cirugía; y la aparición de vómitos o regurgitación en un plazo de 24 horas después de la recuperación de la anestesia
  • El 12,3% (30 de 244) de los perros evaluados desarrollaron PORV. No hubo diferencia significativa en la incidencia de PORV entre los perros operados en el 2000 (12/111 [10,8%]) y el 2012 (18/133 [13,5%]), aunque la incidencia de la regurgitación fue mayor en el 2012. Los factores de riesgo identificados como significativos fueron la cirugía gastrointestinal (Ratio Odds (OR): 11,15; intervalo de confianza del 95% [IC]: 3,11 a 40,03), premedicación sin sedantes fuertes, como un agonista alfa 2-adrenérgico o acepromacina (OR, 5,36; IC del 95%, 1,89-15,17 ), puntuación de 4 según la  Sociedad Americana de Anestesiólogía (OR, 5,25; IC del 95%, 1,05-26,15), antecedentes de vómitos o regurgitación (OR, 5,12; IC del 95%, 1,83-14,31), cirugía de emergencia (OR, 4,08; 95 % CI, 1,29 a 12,90), cirugía neurológica (OR, 3,18; IC del 95%, 1,02-9,92), anestesia inhalatoria con sevoflurano (OR, 2,78; IC del 95%, 1.25 a 6.13), y estar sexualmente intactos (OR, 2,37; IC del 95%, 01/07 a 05/27).
  • El estudio concluye que entre  2000 y 2012, no hubo cambios en la incidencia de PORV para perros sometidos cirugía neurológica, ortopédica y de tejidos blandos; sin embargo, la proporción de perros que regurgitaron aumentó significativamente en el 2012. Se debería considerar una profilaxis antiemética preoperatoria en los perros sometidos a cirugía gastrointestinal y en aquellos en los que existen algunos factores de riesgo descritos