ABSTRACTS

Incidentaloma suprarrenal: características clínicas e histopatológicas

Viviani De Marco; Rodrigo Ubukata; Isabella Sant'Anna; Marcia Kahvegian; Sara Galac
Procc ACVIM 2019

  • El Incidentaloma suprarrenal (AI) se define como una masa suprarrenal incidentalmente descubierta en un perro del que no se sospecha que tenga una enfermedad suprarrenal.
  • Este estudio retrospectivo, informa sobre datos clínicos e histopatológicos en 22 perros con IA, detectados por ecografía abdominal. La mayoría de los perros no tenían signos clínicos, excepto obesidad en dos perros. La ecografía abdominal se realizó como parte del examen general de salud o por razones no médicas. Las características en la ecografía sugestivas de un IA fueron una forma suprarrenal anormal, estructura heterogénea, aumento del grosor suprarrenal (> 10 mm) y / o expansión hacia los vasos sanguíneos.
  • Hubo 15 hembras (14 castradas) y 7 machos (7 castrados). Su edad media ± SEM fue de 11 ± 2 años. La raza más prevalente fue Lhasa Apso (7), seguida de Shih Tzu, Maltés y Dachshund (2). La mediana del peso corporal fue de 7 kg (rango, 4 a 32 kg). El análisis de orina reveló una buena capacidad de concentración de la orina con una gravedad media específica de 1.040 (rango, 1.015 a 1.050) y sin glucosuria. En el análisis sanguíneo completo no hubo nada remarcable, excepto un aumento leve de la fosfatasa alcalina, el colesterol y los triglicéridos, en algunos perros. La prueba de supresión con dosis bajas de dexametasona fue negativa en todos los perros. La mediana de la concentración basal de cortisol fue de 1.8 μg / dl (rango, 0.8 a 2.7 μg / dl) y 0.4 μg / dl (rango, 0.15 a 0.9 μg / dl) a las 8 horas. Hubo 19 IA unilaterales y 3 bilaterales siendo el mayor diámetro una oscilación entre 1,1 y 5,6 cm. En estos perros con IA unilateral, la glándula suprarrenal contralateral tenía una estructura y forma normales y el grosor suprarrenal no estaba aumentado. Todos los perros se sometieron a una adrenalectomía unilateral. En tres perros con IA bilaterales, solo se eliminó la masa suprarrenal mayor. La histopatología reveló adenoma adrenocortical en siete perros (dos bilaterales), carcinoma adrenocortical en diez perros (uno bilateral) y un feocromocitoma maligno en cinco perros.
  • Este es el primer informe sobre características clínicas e histopatológicas de los IA en un grupo considerable de perros. Las hembras de razas pequeñas y de edad avanzada fueron las más afectadas. La mayoría de los IA eran de origen adrenocortical, sin embargo, el feocromocitoma también debería considerarse como un diagnóstico diferencial.