Se encuentra usted aquí

Abstracts

Infección por Theileria annae (syn. Babesia microti-like) en perros en el NorOeste de España detectados mediante el uso de métodos directos e indirectos. Descripción clínica de 75 casos

Miró G Checa R, Paparini A, Ortega N, González-Fraga JL, Gofton A, Bartolomé A, Montoya A, Gálvez R, Mayo PP, Irwin P.
Parasit Vectors. 2015 Apr 10;8:217
  • En el noroeste de España, la piroplasmosis causada por Theileria annae es ahora reconocida como un problema grave. Los veterinarios, a pesar de ser conscientes de los signos clínicos de la piroplasmosis, carecen de la información necesaria sobre su epidemiología o herramientas de diagnóstico específicas para su manejo. Esto, junto con el hecho de que la infección por T. annae también es refractaria a los tratamientos actuales de piroplasmosis, impulsó este estudio diseñado para evaluar la presentación clínica y el diagnóstico de esta enfermedad parasitaria, todavía desconocida, en perros.
  • Se examinaron 120 perros del noroeste de España  con sospecha clínica de piroplasmosis y en los que se detectaron especies de piroplasma por microscopía (LM), frotis de sangre con tinción Giemsa, anticuerpos por inmunofluorescencia (IFI) y PCR y posterior secuenciación.
  • Se confirmaron 75 perros enfermos como infectados con T. annae por PCR (designados como casos de “verdaderos infectados"). Se observaron cuerpos intraeritrocitarios en forma de anillo morfológicamente compatibles con pequeños piroplasmas por LM en 59 de 120 muestras de sangre (57 de los cuales eran “verdaderos infectados”). Se detectaron anticuerpos anti-Babesia mediante IFI en 59 de los 120 sueros (55 de los cuales eran " verdaderos infectados"). Con el uso de la PCR como método de referencia, se observó concordancia moderada entre LM positivas vs PCR y IFI vs PCR (valores kappa: 0,6680 y 0,6017, respectivamente). La microscopía y IFI fueron moderadamente sensibles en la detección del patógeno (76% y 73,3%, respectivamente). En los 75 casos de " verdaderos infectados ", los signos clínicos más comunes observados fueron palidez de mucosas, anorexia y apatía. En los perros con piroplasmosis debida a T. annae, los hemogramas revelaron consistentemente anemia regenerativa severa y trombocitopenia. Los perros jóvenes (≤3 año) (p = 0,0001) fueron más susceptibles a la enfermedad.
  • El estudio concluye que la microscopía mostró sensibilidad diagnóstica moderada para la infección por T. annae aguda, mientras que los anticuerpos determinados por IFI, dieron títulos bajos (1/64 a 1/128). Por lo tanto las especies infectantes deberían ser confirmadas por pruebas moleculares. Los resultados también sugieren que la enfermedad afecta a perros en regiones de España que bordean la zona endémica de Galicia, y donde esta piroplasma no se había informado anteriormente (Asturias, norte de España). Se requerirían más estudios epidemiológicos para establecer la distribución geográfica actual de la infección por T. annae