Abstracts

Infecciones por gusanos pulmonares simples y mixtas: hallazgos clínicos, radiográficos y terapéuticos en 26 casos (2013-2015)

Crisi PE, Aste G, Traversa D, Di Cesare A, Febo E, Vignoli M, Santori D, Luciani A, Boari A.
J Feline Med Surg. 2016 Sep 30
  • El objetivo de este estudio fue describir de forma retrospectiva las características clínicas, radiológicas y terapéuticas de la infección por gusanos pulmonares en gatos. Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de los gatos que presentaron diagnóstico de gusanos pulmonares, radiografía de tórax y sin enfermedades concurrentes entre 2013 y 2015. Se recogieron datos sobre el examen físico, hematología, bioquímica sérica, tratamientos con antihelmínticos diversos y los resultados.
  • Se identificaron 37 registros y 26 se incluyeron en el estudio. Se diagnosticaron infecciones individuales por Aelurostrongylus abstrusus (n = 15), Troglostrongylus brevior (n = 3) y Capillaria aerophila (n = 1) y co-infecciones por T brevior / A abstrusus (n = 6) y T brevior / C aerophila (n = 1). Los signos respiratorios más comunes fueron tos (n = 12), aumento del murmullo vesicular (n = 10), varias presentaciones de disnea (n = 9), tales como dificultad para respirar, ortopnea o respiración con la boca abierta, y taquipnea (n = 6). Dos gatos estaban infectados de forma subclínica. La anemia fue la anomalía de laboratorio más común (n = 7). Los patrones radiográficos identificados fueron intersticial (n = 24), bronquial (n = 21), alveolar (n = 10) y vascular (n = 2). Veinticinco gatos tuvieron una recuperación completa dentro de las 2-6 semanas de terapia. Un gatito falleció 7 días después del diagnóstico.
  • El trabajo concluye que los vermes pulmonares siempre deben incluirse en el diagnóstico diferencial en los gatos que viven en zonas endémicas y que se presentan con signos respiratorios y alteraciones radiológicas. El examen coprológico debería ser considerado como uno de los primeros pasos en el abordaje diagnóstico para todos los gatos en riesgo de infección por gusanos pulmonares. En la mayoría de casos, la terapia apropiada y oportuna con diversos antihelmínticos garantiza una buena recuperación.