ABSTRACTS

Investigación sobre el potencial para la predicción de la aparición de convulsiones en perros con epilepsia idiopática: Reportes de los dueños sobre cambios prodrómicos y factores desencadenantes de las convulsiones

Finnegan SL, Volk HA, Asher L, Daley M, Packer RMA.
Vet Rec. 2020 Aug 22;187(4):152

  • La epilepsia idiopática canina (EI) se caracteriza por una actividad convulsiva recurrente, que puede parecer impredecible e incontrolable. El propósito de este estudio fue investigar el potencial para la predicción de la aparición de convulsiones en perros, explorando las habilidades de predicción de aparición de convulsiones percibidas por el dueño, e identificando los cambios prodrómicos (cambios a largo plazo que  pueden indicar convulsiones próximas) y los desencadenantes de las convulsiones (estímulos que precipitan las convulsiones) reportados por el dueño en perros con EI.
  • Se realizó una encuesta transversal internacional on line de 229 dueños de perros diagnosticados con EI, que cumplían con los criterios de diagnóstico de nivel I según Grupo de Trabajo Internacional de Epilepsia Veterinaria.
  • Más de la mitad (59,6%) de los dueños creían que eran capaces de predecir una próxima convulsión en su perro, de los cuales casi la mitad (45,5%) fueron capaces de hacerlo al menos 30 minutos antes de que la convulsión comenzara. Los "predictores de convulsiones" más comunes fueron los cambios en el comportamiento pre-convulsivo, incluyendo el aumento del pegamiento al propietario (25,4%), inquietud (23,1%) y comportamiento temeroso (19,4%). Casi dos tercios de los propietarios informaron de cambios prodrómicos (64,9%), sobre todo de inquietud (29,2%), y casi la mitad (43,1%) informó de factores desencadenantes de las convulsiones, sobre todo de estrés (39,1%).
  • En este estudio, la prevalencia relativamente alta de los cambios prodrómicos y los desencadenantes de convulsiones comunicados por los propietarios es prometedora en cuanto a la utilización de estos métodos con el fin de ayudar a predecir las convulsiones en los perros. Esto podría dar una ventaja de tiempo disponible para intervenciones preventivas e individualizadas con drogas para impedir la aparición inminente de las convulsiones.