ABSTRACTS

La administración de ciertos sedantes está asociado con variaciones ecográficas y radiográficas del tamaño esplénico en gatos sanos

Auger M, Fazio C, de Swarte M, Bussières G, Schaefer D, Springer CM.
Vet Radiol Ultrasound. 2019 Nov;60(6):717-728

  • La ecografía y la radiografía son pruebas de diagnóstico estándar en gatos con sospecha de enfermedad esplénica, pero todavía falta información sobre posibles fuentes externas de variación.
  • El propósito de este estudio prospectivo, aleatorio y de grupos cruzados fue evaluar los efectos de los sedantes más comunes en las características ecográficas y radiográficas del bazo en gatos sanos.
  • Se asignaron 15 gatos adultos sanos al azar a uno de tres grupos formados según diferentes secuencias de administración de cinco sedantes/ combinaciones de drogas (acepromazina; butorfanol; dexmedetomidina; midazolam y butorfanol (MB); y dexmedetomidina, butorfanol y ketamina (DBK)). Se administraron a intervalos de una semana. En cada visita se realizaron exámenes radiográficos y ecográficos abdominales de tres vistas antes de la sedación y se repitieron 15-30 min y 2-3 h después de la sedación. Dos radiólogos certificados (un ACVR y un ACVR/ECVDI) evaluaron de forma ciega y aleatoria las imágenes.
  • La acepromazina dio lugar a un aumento significativo de las mediciones ecográficas y radiográficas del bazo desde el momento basal, que se mantuvieron significativamente aumentadas hasta 2-3 h después de la sedación. La magnitud media de este cambio osciló entre 0,9 mm (altura de la cola del bazo, SD 1,4 mm) y 1,8 mm (altura del cuerpo del bazo, SD 1,7 mm) en la ecografía, y de 2,2 mm (anchura ventrodorsal, SD 2,3 mm) para las radiografías. No hubo un cambio significativo en el tamaño del bazo con el butorfanol. En el caso de la dexmedetomidina, MB y DBK, se observó una tendencia al aumento del tamaño del bazo desde el momento basal hasta el primer punto temporal posterior a la sedación: Esta tendencia fue estadísticamente significativo para las mediciones radiográficas, aunque no para las ecografías.
  • Los autores concluyen que cuando se necesita sedar a los gatos que se presentan para una posible enfermedad esplénica, se debería evitar la acepromazina, antes de realizar procedimientos de imagen, mientras que el butorfanol sí podría utilizarse