Abstracts

La ingesta de agujas de coser como cuerpo extraño en perros y gatos: 65 casos (2000-2012)

Pratt CL, Reineke EL, Drobatz KJ
J Am Vet Med Assoc 2014;245: 302-308
  • El objetivo de este estudio es caracterizar los signos clínicos, resultados de las pruebas de diagnóstico, localización de los cuerpos extraños, tratamientos y resultados obtenidos en  perros y gatos con agujas de coser  como cuerpos extraños. Se seleccionaron de forma retrospectiva una serie de casos (27 perros y 38 gatos) con agujas de coser  como cuerpos extraños enero 2000 y febrero 2012.
  • En el 10,8% (n=7) de los animales la ubicación de la aguja de coser era extra-gastrointestinal y no estaban causando signos clínicos. Los 58 (89,2%) animales restantes se les conocía la exposición a la aguja de coser o mostraron signos clínicos agudos asociados con la ingestión. Las regiones esofágicas y gástricas fueron la ubicación más común para una aguja de coser (10/21 [47,6%] perros; 19/37 [51,4​​%] gatos), seguido de la orofaringe (7/21 [33,3%] perros; 11 / 37 [29,7%]) e intestinos (4/21 [19,0%] perros; 7/37 [18,9%] de los gatos). En 10 de 58 (17,2%) animales se observó perforación gastrointestinal (5/21 [23,8%] perros; 5/37 [13,5%] gatos). Las agujas de coser en esófago y estómago se eliminaron con éxito endoscópicamente en 8 de 9 perros y 18 de 19 gatos. La tasa de supervivencia fue del 98,1% (51/52) de los animales que recibieron el tratamiento.
  • El estudio concluye que la eliminación  endoscópica de agujas de coser ingeridas tiene un gran éxito y debería ser el procedimiento recomendado para evitar la perforación del tracto gastrointestinal y la morbilidad asociada. El pronóstico para los perros y gatos que recibieron este tratamiento fue excelente