Se encuentra usted aquí

Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

La vacuna muerta terapéutica de Leishmania amazonensis más saponina reduce la carga parasitaria en perros con infección natural por Leishmania infantum

Viana KF, Lacerda G, Teixeira NS, Rodrigues Cangussu AS, Sousa Aguiar RW, Giunchetti RC.
Vet Parasitol. 2018 Apr 30;254:98-104
  • Un objetivo clave en el control de la leishmaniosis visceral canina ha sido el desarrollo de vacunas con una alta capacidad protectora para interrumpir el ciclo de transmisión del parásito. Además de las prometedoras búsquedas de vacunas, los investigadores han tratado de desarrollar nuevos medicamentos capaces de eliminar los parásitos tanto en humanos como en perros. En este estudio se valora un enfoque inmunoterapéutico en perros con infección natural por Leishmania infantum. Se seleccionaron 14 perros y se dividieron en dos grupos que recibieron un protocolo de tratamiento inmunoterapéutico con cinco dosis de antígenos totales de Leishmania amazonensis un grupo, o antígenos totales de L. amazonensis más saponina (LaSap) el otro grupo. Todos los animales fueron evaluados antes y a los 90 y 180 días después del tratamiento, en cuanto a hematología, análisis bioquímicos hepáticos y renales, serología, tests de linfoproliferación y carga de parásitos por PCR cuantitativa.
  • Los resultados de la inmunoterapia con la vacuna LaSap fueron prometedores, ya que se mantuvieron los parámetros hematológicos y bioquímicos, hubo una mejora del estado clínico, reducción de los niveles séricos de IgG, indujo una capacidad linfoproliferativa contra los antígenos solubles de L. infantum y proporcionó una marcada reducción en la carga de parásitos después del tratamiento inmunoterapéutico con LaSap.
  • Los datos de inmunoterapia del estudio mostraron que LaSap ofrece la mejor formulación para inducir una curación clínica asociada a la reducción de la carga parasitaria en la piel. Sin embargo, a los 180 días después del tratamiento, los animales nuevamente mostraron un ligero aumento en la carga parasitaria, lo que indicaría que la inmunoterapia no produce la curación y esteriliza al animal de parásitos, y sería necesaria una nueva intervención inmunoterapéutica para mantener un nivel bajo de parasitismo en los perros.