ABSTRACTS

Lesiones digitales en perros: un análisis estadístico por razas de 2.912 casos.

Grassinger JM, Floren A, Müller T, Cerezo-Echevarria A, Beitzinger C, Conrad D, Törner K, Staudacher M, Aupperle-Lellbach H.
Vet Sci. 2021 Jul 17;8(7):136.

  • Aunque la predisposición de raza a las neoplasias digitales caninas es bien conocida, hasta ahora no existe ningún análisis estadístico que identifique las razas menos afectadas. Para ello, se analizaron estadísticamente 2912 dedos caninos amputados enviados entre 2014 y 2019 al Laboklin GmbH & Co. KG para realizar diagnósticos de rutina. 
  • La población de estudio estaba formada por 155 razas diferentes (las más comunes: 634 mestizos, 411 Schnauzers, 197 Labradores Retriever, 93 Golden Retriever). Había procesos no neoplásicos en 1246 (43%), lesiones de tipo tumoral en 138 (5%) y neoplasias en 1528 casos (52%). Los tumores benignos (n = 335) se caracterizaban por 217 queratoacantomas subungueales, 36 histiocitomas, 35 plasmocitomas, 16 papilomas, 12 melanocitomas, 9 tumores de las glándulas sebáceas, 6 lipomas y 4 tumores óseos. Las neoplasias malignas (n = 1193) incluían 758 carcinomas de células escamosas (CCE), 196 melanomas malignos (MM), 76 sarcomas de tejidos blandos, 52 mastocitomas, 37 sarcomas no especificados, 29 neoplasias anaplásicas, 24 carcinomas, 20 tumores óseos y 1 sarcoma histiocítico. Las razas predispuestas para el CCE fueron el Schnauzer (log OR = 2,61), el Briard (log OR = 1,78), el Rottweiler (log OR = 1,54), el Caniche (log OR = 1,40) y el Teckel (log OR = 1,30). Los Jack Russell Terrier (log OR = -2,95) estaban significativamente menos afectados por el CCE que los Mestizos. Los MM acrales fueron significativamente más frecuentes en los Rottweiler (log OR = 1,88) y los Labrador Retriever (log OR = 1,09). En cambio, los Dachshunds (log OR = -2,17), los Jack Russell Terrier (log OR = -1,88) y los Rhodesian Ridgebacks (log OR = -1,88) se vieron raramente afectados. Esto contrasta con la conocida predisposición de los Dachshunds y los Rhodesian Ridgebacks a las neoplasias melanocíticas orales y cutáneas. 
  • Se necesitarían más estudios para explicar las razones subyacentes para la predisposición o "resistencia" de las razas al desarrollo de tumores acrales específicos y/o de otras localizaciones.