Se encuentra usted aquí

Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Marcadores serológicos y fecales para predecir la respuesta a la inducción de la terapia en perros con enfermedad inflamatoria intestinal idiopática

Otoni CC, Heilmann RM, García-Sancho M, Sainz A, Ackermann MR, Suchodolski JS, Steiner JM, Jergens AE.
J Vet Intern Med. 2018 Apr 6.
  • Existe poca información disponible sobre los marcadores que evalúan el curso de la enfermedad en perros con enfermedad inflamatoria intestinal idiopática (EII). El objetivo de este estudio prospectivo de control de casos era evaluar la relación entre la gravedad de la enfermedad y ciertos biomarcadores séricos y fecales en perros con EII idiopática antes y después del tratamiento. Se evaluaron 16 perros con EII idiopática y 13 perros sanos. Antes y después de 21 días de tratamiento, se midieron la puntuación del índice de actividad clínica de EII (CIBDAI: Canine IBD activity index), las concentraciones séricas de proteína C reactiva (CRP), anticuerpos citoplásmicos antineutrófilos perinucleares (pANCA) y calprotectina canina sérica y fecal (cCP).
  • Los niveles de CRP sérica (mediana de 3,5 mg / l; rango: 0,1-52,4 mg / l), cCP fecal (mediana de 92,3 μg / g; rango: 0,03-637,5 μg / g), y las puntuaciones CIBDAI aumentaron significativamente en perros con EII antes tratamiento en comparación con la CRP sérica (mediana de 0,2 mg / l; rango: 0,1-11,8 mg / l; p <0,001), cCP fecal (mediana de 0,67 μg / g; rango: 0,03-27,9 μg / g; p <0,001) y CIBDAI (P <.001) después del tratamiento. No había asociaciones significativas entre las puntuaciones CIBDAI y concentraciones de biomarcadores séricos antes o después de tratamiento. Hubo una asociación significativa entre las puntuaciones fecales de cCP y CIBDAI antes del tratamiento (rho = 0,60, p = 0,01). La CRP y la cCP fecal disminuyeron significativamente después del tratamiento (mediana 3.5 mg / L v. 0.2 mg / L; P <.001 y 92.3 μg / g v. 0.67 μg / g; P = .001, respectivamente).
  • En base a estos resultados, los autores concluyen que la medición de la concentración de cCp fecal es un biomarcador útil para la evaluación no invasiva de la inflamación intestinal. Los perros con signos clínicos severos de enfermedad gastrointestinal tienen valores de biomarcadores anormales más frecuentemente que los perros que tienen una enfermedad menos grave.