ABSTRACTS

Ocurrencia de bacterias multirresistentes en la orina de perros sanos y perros con cistitis

Yamanaka AR, Hayakawa AT, Rocha ÍSM, Dutra V, Souza VRF, Cruz JN, Camargo LM, Nakazato L.
Animals (Basel). 2019 Dec 5;9(12).

  • Los objetivos de este estudio eran valorar la existencia de microorganismos, el perfil de susceptibilidad a los antimicrobianos y la presencia de bacterias multirresistentes (MDR) en la orina de 41 perros clínicamente sanos sin haber recibido antibiótico los 3 meses anteriores y 73 perros con diagnóstico de cistitis basado en la presencia de poliuria, estranguria,, hematuria, o sus combinaciones y sin haber recibido antibióticos recientemente. Se recogieron las orinas por cistocentesis, se realizaron cultivos y pruebas de susceptibilidad antimicrobiana. Los aislamientos se clasificaron según su perfil de resistencia, para evaluar la presencia de bacterias MDR.
  • En el 24.39% de los perros en el grupo de control y en el 60.27% de los perros en el grupo de cistitis hubo cultivos positivos. El grupo de cistitis se asoció con un mayor riesgo de cultivos bacterianos positivos que el grupo control (odds ratio = 7.5; intervalo de confianza del 95% = 2.81-22.40). Los principales aislamientos obtenidos en ambos grupos fueron Staphylococcus spp., Escherichia coli, Proteus spp. Y Enterobacter spp. En ambos grupos, un alto porcentaje de aislamientos fueron resistentes a la ampicilina. La resistencia más baja obervada por los aislamientos en ambos grupos fue al meropenem. Entre los dos grupos, solo fue diferente la resistencia a las quinolonas. Las proporciones de aislamientos de MDR fueron 70% (7/10) y 65.91% (29/44) en los grupos de control y cistitis, respectivamente.
  • Los resultados de este estudio muestran la existencia de bacterias MDR en la orina, tanto de los perros sanos como de los perros con cistitis. En este estudio, la resistencia a los medicamentos fue alta, lo que refuerza la importancia de focalizarse en un tratamiento efectivo contra las infecciones del tracto urinario en nuestras mascotas, para así minimizar la propagación de la resistencias bacterianas y su impacto en la salud pública.