Abstracts

Oportunidades para la terapia antimicrobiana tópica: penetración de la piel canina del Acido Fusídico

Frosini SM, Bond R, Loeffler A, Larner J.
BMC Vet Res. 2017 Nov 21;13(1):345
  • La infección de la epidermis canina y folículos pilosos por estafilococos  es una de las razones más comunes para la prescripción de antimicrobianos en la práctica veterinaria de pequeños animales. En base a unas bajas concentraciones inhibitorias mínimas (CIM, comúnmente <0.03 mg / l) documentadas en estafilococos patógenos caninos, incluyendo cepas de SARM y MRSP (Staphylococcus aureus y S. pseudintermedius resistente a la meticilina), la terapia tópica con ácido fusídico (AF) es una alternativa interesante a la terapia sistémica. Sin embargo, hasta ahora no se ha evaluado en detalle la penetración en la piel canina por el AF. 
  • Este estudio tenía como objetivo definir el grado y la extensión de la penetración del AF en la piel canina in vitro a parir de dos sitios con diferente densidad del folículo piloso después de la aplicación de una formulación oftálmica autorizada que comparte el mismo vehículo que un producto con AF-betametasona aprobado para aplicación dérmica en perros. La aplicación tópica del AF se llevó a cabo utilizando piel mantenida en un modelo de difusión celular de Franz. Se determinaron las concentraciones de AF en hisopos de la superficie, en el fluido receptor y en secciones de piel transversales de una profundidad anatómica definida. 
  • Tal y como se esperaba, se recuperó la mayoría del AF en los hisopos de la superficie después de 24 h (media ± SEM: 76.0 ± 17.0%). Se detectó AF dentro de 424/470 (90%) secciones de piel que contenían infundíbulo folicular, pero nunca en 48/48 (100%) en las secciones que contenían sólo estructuras foliculares más profundas, ni en el líquido receptor, lo que sugiere que el AF no penetra más allá del infundíbulo. La concentración de AF (media ± SEM) en los 240 μm más superficiales de la piel fue de 2000 ± 815 μg / g. 
  • El estudio concluye que el AF aplicado tópicamente puede exceder ampliamente las CIM para estafilococos patógenos caninos en los sitios de infección más frecuentes. Se debería evaluar la terapia tópica con AF usando formulaciones disponibles in vivo como una alternativa al tratamiento sistémico para la foliculitis bacteriana superficial canina.