Se encuentra usted aquí

Abstracts

Palatabilidad y efectos clínicos de un líquido de recuperación oral durante la recuperación de perros con sospecha de enteritis por parvovirus canino

Tenne R, Sullivan LA, Contreras ET, Olea-Popelka F, Twedt DC, Fankhauser J, Mastrianna L, Lappin MR.
Top Companion Anim Med. 2016 Jun;31(2):68-72
  • Los perros infectados con parvovirus canino (CPV) suelen desarrollar una enteritis grave, que requiere terapia de soporte hasta que se puedan tomar alimentos de forma voluntaria y consumo de agua. La suplementación con un líquido de recuperación oral (oral recuperation fluid: ORF) podría ayudar en la recuperación general de CPV. En este estudio se valoran las hipótesis de que los perros con infección natural por CPV preferirían un ORF al agua, y que los perros que consumen el ORF tendrían un retorno más rápido al apetito voluntario y una mejor ingesta calórica durante el período inicial de recuperación, en comparación con los perros que sólo consumen agua.
  • Se incluyeron un total de 28 perros con CPV y se excluyeron los perros que aceptaban comida voluntaria o ingesta de agua en el momento del inicio del estudio. Los perros fueron asignados al azar a un grupo con ORF o a un grupo con sólo agua.  Dos veces al día se ofreció el líquido escogido y si se rechazaba este primer líquido, se ofrecía el otro una hora más tarde. Los perros también recibieron un protocolo de tratamiento de apoyo estandarizado. A partir del día 2, se ofreció una dieta gastrointestinal a todos los perros cada 8 horas intercaladas con los ensayos de ingesta de líquidos.
  • Un total de 40% (6/15) de perros con CPV consumieron el ORF como fluido escogido, y el 31% (4/13) de perros con CPV consumieron agua como fluido escogido (P = 0,71). Para los perros que rechazaron el primer líquido escogido, el 56% (5/9) de los perros que consumían ORF consumieron agua, y el 22% (2/9) de los perros que consumían agua también consumieron ORF (P = .33). Los perros que consumieron el ORF demostraron un retorno más rápido al apetito voluntario (mediana = 1,5 días [rango: 1-3]) en comparación con los que consumieron agua (mediana = 4,25 días [rango: 1,5-5,5], P = 0,01), o ningún líquido (mediana = 2 días [rango: 1,5 - 5,5], P = 0,03). Además, los perros que consumieron el ORF tuvieron una mayor ingesta calórica (mediana = 100% de requerimiento energético en reposo (RER), rango: 61% -100%] comparado con aquellos que consumieron agua (mediana = 19% RER; rango 9% -100%; P = 0,004) o ninguno de los fluidos (mediana = 37% RER, rango: 3 - 100; P = 0,05).
  • Los resultados de este estudio sugieren que algunos perros con CPV pueden consumir de forma voluntaria un ORF durante la fase de recuperación de su enfermedad, y que el consumo de un ORF puede mejorar el retorno más rápido del apetito voluntario, así como un aporte calórico mejorado. Se necesitarían estudios adicionales para evaluar también los efectos añadidos de este ORF durante la recuperación del CPV en particular.