ABSTRACTS

Presentación clínica, hallazgos cardiovasculares, etiología y evolución de la miocarditis canina en perros: 64 con diagnóstico presuntivo antemortem (26 confirmados postmortem) y 137 con sólo diagnóstico postmortem (2004-2017).

Lakhdhir S, Viall A, Alloway E, Keene B, Baumgartner K, Ward J.
J Vet Cardiol. 2020 May 29;30:44-56

  • Este estudio describe la presentación, las anomalías cardiovasculares, la etiología y la evolución de la miocarditis canina en áreas geográficas no endémicas para tripanosoma o la leishmania.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de perros con diagnóstico clínico o histopatológico de miocarditis de dos centros de atención terciaria. Se identificaron 64 (con diagnóstico presuntivo antemortem) y 137 (con sólo diagnóstico postmortem) perros con propietario
  • Los hallazgos más comunes en los perros con diagnóstico presuntivo antemortem incluyeron fiebre (21%) y soplo cardíaco (19%). La troponina I cardíaca media fue de 12,2 ng/mL (rango: 0,2-808,0 ng/mL), y la troponina excedió el valor de 1,0 ng/mL en 26 de 29 (90%) perros en que se midió. La arritmia más común fue la ectopía ventricular (54%), mientras que la anomalía ecocardiográfica más común fue la disminución de la función sistólica del ventrículo izquierdo (56%). Se diagnosticó una etiología infecciosa en 35 de 64 (55%) perros. Las etiologías infecciosas confirmadas incluyeron sepsis bacteriana (n = 9) o extensión de endocarditis (3), toxoplasmosis o neosporosis (3), parvovirus (2), y un caso de bartonelosis, tripanosomiasis, leptospirosis y dirofilariasis cada una. La media de tiempo de supervivencia fue de 4 días (rango: 0-828 días) para todos los perros vs. 82 días para los perros que sobrevivieron al menos 2 semanas después del diagnóstico. La presencia de derrame pericárdico o azotemia fue un predictor significativo de no supervivencia. El infiltrado inflamatorio neutrofílico fue el más común en la histopatología (47%), y a 20 de 137 (14,5%) perros se les identificó endocarditis bacteriana concurrente en la necropsia.
  • En este estudio, la infección bacteriana fue la etiología más común que se pudo confirmar de miocarditis. El pronóstico de la miocarditis canina es reservado y similar al reportado para la endocarditis infecciosa.