ABSTRACTS

Prevención de la leishmaniosis felina con un collar de una matriz de polímeros con imidacloprid 10%/ flumetrina 4,5%,

Brianti E, Falsone L, Napoli E, Gaglio G, Giannetto S, Pennisi MG, Priolo V, Latrofa MS, Tarallo VD, Solari Basano F, Nazzari R, Deuster K, Pollmeier M, Gulotta L, Colella V, Dantas-Torres F, Capelli G, Otranto D.
Parasit Vectors. 2017 Jul 14;10(1):334

  • La leishmaniosis causada por Leishmania infantum es una de las enfermedades transmitidas por vectores más importantes que afecta a animales y humanos en todo el mundo. Los perros se consideran los reservorios principales de las formas zoonóticas. En los últimos años se ha investigado cada vez más el papel de los gatos como reservorios. La leishmaniosis felina (FeL) aparece en áreas endémicas y hasta ahora no se han investigado medidas preventivas específicas. En este estudio longitudinal se siguieron 204 gatos con propietario de las islas Eolias (Sicilia), un área altamente endémica para la enfermedad. El objetivo era evaluar la eficacia de un collar de una matriz de polímeros con imidacloprid 10%/ flumetrina 4,5%, autorizado para la prevención de garrapatas y pulgas. De marzo a mayo de 2015 [Día de estudio 0 (SD 0)], a los gatos negativos para FeL se les puso el collar (G1, n = 104) o se dejaron sin tratamiento (no se les puso en collar) (G2, n = 100). El diagnóstico de FeL se basó en serología y PCR cuantitativa en sangre e hisopos conjuntivales, que se recogieron al inicio del estudio (SD 0) y al final del estudio (SD 360). Se realizaron exámenes clínicos provisionales en SD 210 (cuando se reemplazaron los collares en el grupo G1) y SD 270.
  • De los 159 gatos que completaron el estudio, 5 en el G1 y 20 en el G2 fueron positivos para la infección por L. infantum, en al menos una de las pruebas diagnósticas, lo que supone una incidencia bruta anual de 6.3% y 25.0% en G1 y G2, respectivamente (P = 0.0026). Esto se traduce en una eficacia del collar del 75.0% en la prevención de la infección felina por Leishmania. El collar fue generalmente bien tolerado sin reacciones adversas sistémicas y se observaron unas pocas reacciones cutáneas locales en el área de aplicación en cuatro de 104 gatos tratados (3,8%).
  • Los autores concluyen que la aplicación de este collar a base del 10% de imidacloprid / 4.5% de flumetrina redujo significativamente el riesgo de infección por L. infantum en gatos. Este es el primer estudio en el que se evalúa una estrategia preventiva contra la infección por Leishmania en condiciones naturales en gatos. Estos hallazgos cierran un vacío en la medicina veterinaria, ya que confirman que este collar supone una herramienta para reducir el riesgo de infección por Leishmania en gatos, que podría contribuir a la reducción del riesgo de la enfermedad en animales y humanos, si se incluyera en programas integrales de control de leishmaniosis.