Se encuentra usted aquí

Abstracts

Relaciones entre la creatinina sérica, gastrina sérica, producto de calcio-fósforo y gastropatía urémica en gatos con enfermedad renal crónica

McLeland SM, Lunn KF, Duncan CG, et al
J Vet Intern Med 2014
  • La enfermedad renal crónica (ERC) en los gatos está asociada a signos gastrointestinales comúnmente atribuidos a la gastropatía urémica y esto hace que a menudo los pacientes se traten con antiácidos y protectores gastrointestinales. Este régimen terapéutico se basa en lesiones gástricas documentadas en humanos y perros urémicos, pero la naturaleza y la incidencia de la gastropatía urémica en gatos son desconocidas.
  • Este estudio evalúa la gastropatía urémica en gatos con ERC para facilitar el perfeccionamiento de la gestión médica de los signos gastrointestinales. Se seleccionaron 37 gatos con ERC; 12 gatos control no azotémicos. Se evaluaron los estómagos de estos animales para la presencia de lesiones clásicas de gastropatía urémica y se compararon las lesiones histopatológicas con las concentraciones séricas de creatinina, el producto calcio-fósforo (CPP), y las concentraciones de gastrina de suero.
  • No se observaron ulceraciones gástricas, edema, y cambios vasculares fibrinoides. En los gatos con ERC, las lesiones gástricas más importantes fueron la fibrosis y la mineralización. Dieciséis gatos con ERC (43%) tenían evidencia de fibrosis gástrica de diversa gravedad y 14 gatos con ERC (38 %) tenían mineralización gástrica. Los gatos con ERC tenían más probabilidades de tener fibrosis gástrica y mineralización que los controles no azotémicos (P = 0,005 y P = 0,021, respectivamente). Sólo tenían mineralización gástrica los gatos con azotemia moderada y severa. El CPP se correlacionó con la gravedad de la enfermedad; Los gatos azotémicos con IRC grave tenían significativamente mayor CPP en comparación con los controles no azotémicos y gatos azotémicos con IRC leve y moderada ( p < 0,05 ). Aunque las concentraciones de gastrina fueron significativamente mayores en los gatos con ERC, en comparación con los controles no azotémicos ( P = 0,003 ), las concentraciones altas no se asociaron con ulceración gástrica .
  • El estudio concluye que la gastropatía urémica en gatos con ERC difiere de lo descrito en otras especies, y esta diferencia se debería considerar al diseñar el tratamiento médico