ABSTRACTS

Resistencia antimicrobiana de los patógenos aislados a partir de infecciones del tracto urinario canino

Yu Z, Wang Y, Chen Y, Huang M, Wang Y, Shen Z, Xia Z, Li G.
Vet Microbiol. 2020 Feb;241

  • Las infecciones del tracto urinario (UTIs), frecuentemente causadas por patógenos bacterianos, son algunas de las infecciones más comunes en los perros. Para tratar eficazmente estas UTIs es importante identificar los patógenos bacterianos más predominantes y su susceptibilidad a los agentes antimicrobianos.
  • En este estudio, se recogieron 326 muestras de casos con infecciones urinarias u otras enfermedades del sistema urinario en el Hospital Veterinario de la Universidad de Beijing, desde 2016 hasta 2018. En total, se recuperaron 129 aislamientos bacterianos no duplicados de 103 muestras clínicas.
  • La proporción de muestras positivas provenientes de hembras fue mayor que la de machos. Las bacterias Gram-negativas predominantes fueron Escherichia coli y Klebsiella spp., y las Gram-positivas predominantes fueron Staphylococcus spp. Las pruebas de susceptibilidad antimicrobiana mediante la microdilución en caldo mostraron que el 39% de los aislamientos de E. coli y el 51,5% de los de Staphylococcus spp. eran multiresistentes a las drogas. Concretamente, los aislamientos de E. coli mostraron altas tasas de resistencia a la ampicilina (40,5%), la ceftazidima (59,5%) y el florfenicol (42,9%), pero una resistencia limitada a la amikacina (2,38%), el meropenem (7,14%) y la polimixina E (7,14%). En comparación, Staphylococcus spp. mostró altas tasas de resistencia a la eritromicina (60,6%), trimetoprima-sulfametoxazol (54,6%) y penicilina (45,5%), pero bajas tasas de resistencia a la vancomicina (6,06%) y la nitrofurantoína (6,06%). La tipificación realizada con electroforesis en gel de campo pulsado (Pulsed-field gel electrophoresis: PFGE) identificó 31 patrones de PFGE entre los 43 aislamientos de E. coli.
  • Los resultados de este estudio sugieren que múltiples cepas bacterianas, muchas de las cuales son multiresistentes a las drogas, pueden causar infecciones urinarias en los perros. Por lo tanto, sería necesario realizar pruebas básicas de susceptibilidad antimicrobiana para orientar la selección terapéutica clínica de primera línea y ayudar a prevenir la aparición y la propagación de la resistencia antimicrobiana.