Abstracts

Resultados de cirugía ureteral y stents ureterales en gatos: 117 casos (2006-2014)

Wormser C, Clarke DL, Aronson LR.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Mar 1;248(5):518-25

En este trabajo se evalúa y comparan los resultados obtenidos después de cirugía ureteral o colocación de stent ureteral en gatos. Se diseñó una serie de casos retrospectivos de 117 gatos en los que se registraron la reseña, los antecedentes, enfermedad concurrente, signos clínicos, pruebas clínico-patológicas, procedimientos quirúrgicos y complicaciones perioperatorias (incluyendo la muerte). Mediante revisión de los registros o contacto telefónico con los propietarios se obtuvieron los datos de seguimiento, que incluían, la presencia de signos de enfermedad crónica del tracto urinario inferior, infección crónica del tracto urinario, reobstrucción y muerte, si hubo. Se compararon estadísticamente las variables de interés entre gatos tratados con y sin colocación de stent.

Se identificaron complicaciones perioperatorias referentes al tracto urinario en 6 de 43 (14%) gatos que tenían ≥ 1 stent ureteral colocado y 2 de 74 (3%) gatos sometidos a cirugía ureteral sin stenting. Las tasas de mortalidad perioperatoria fueron similares entre gatos con stents (4/43 [9%]) y sin stents (6/74 [8%]). Después de la cirugía, los signos de enfermedad crónica del tracto urinario inferior e infección crónica del tracto urinario fueron significativamente más comunes entre los gatos con stents que en los gatos sin stents. Diecinueve de 87 (22%) gatos de los que había información de seguimiento disponible, tuvieron obstrucción recurrente. La incidencia de reobstrucción no difirió entre los gatos con y sin stents. El tiempo medio de supervivencia no difirió entre los 2 grupos

Los autores concluyen que por el potencial de signos de enfermedad crónica del tracto urinario inferior e infección crónica que existe, particularmente entre los gatos que reciben stents ureterales, estaría justificado un buen asesoramiento al cliente respecto a esta enfermedad y su tratamiento. Se recomienda un seguimiento adecuado a largo plazo para la detección de una reobstrucción.