ABSTRACTS

Resultados a largo plazo en gatos con myastenia gravis adquirida si evidencia de masa mediastínica craneal

Mignan T, Garosi L, Targett M, Lowrie M.
J Vet Intern Med. 2019 Nov 20

  • La miastenia gravis adquirida (AMG) es cada vez más reconocida en gatos. Se ha demostrado que existe una asociación significativa entre la presencia de una masa mediastínica craneal (MMC), predominantemente un timoma, y ​​la miastenia gravis adquirida en gatos. Sin embargo, la información sobre la historia natural de la enfermedad, el tratamiento y los resultados, incluida la aparición de una remisión inmune y espontánea, sigue siendo limitada.
  • El objetivo del estudio era determinar de forma retrospectiva el resultado a largo plazo de los gatos con AMG sin evidencia de una MMC. Se incluyeron 8 gatos diagnosticados con AMG sin evidencia de MMC.  Se revisaron los registros médicos de los gatos diagnosticados con AMG entre 2005 y 2018 de 2 hospitales de referencia. Los criterios de inclusión consistieron en un diagnóstico de AMG, imágenes torácicas, bioquímica sérica, incluyendo la medición de creatina quinasa, y un hemograma. Los criterios de exclusión fueron la presencia de una MMC identificable o la administración de metimazol o carbimazol.
  • Todos los gatos tuvieron un excelente resultado a largo plazo, logrando la remisión inmune dentro de los 6 meses posteriores al diagnóstico, incluidos 4 gatos que no recibieron ningún tratamiento y cuyo curso natural de la enfermedad implicó la remisión espontánea. La presentación clínica fue heterogénea, y la debilidad y fatiga de los músculos esqueléticos inducida o exacerbada por la prueba de esfuerzo con el ejercicio de carretilla fueron las anormalidades más consistentes asociadas con AMG.
  • Los autores sugieren que los gatos diagnosticados con AMG sin evidencia de MMC tienen un resultado favorable y frecuentemente alcanzan una remisión inmune. Además, la historia natural de AMG en gatos incluye la remisión espontánea cuando no hay evidencia de una MMC. Por lo tanto, intentar descartar la presencia de una MMC clarifica el pronóstico y no siempre sería necesario el tratamiento en estos gatos.