Abstracts

Resultados técnicos y clínicos de la colocación de stent ureteral en gatos con obstrucciones ureterales benignas: 69 casos (2006-2010).

Berent AC, Weisse CW, Todd K, et al
J Am Vet Med Assoc 2014;244: 559-
  • Este estudio retrospectivo evalúa la, técnica y los resultados a corto y largo plazo, en gatos con obstrucciones ureterales benignas tratadas con la colocación de un stent ureteral.
  • Se incluyeron 69 gatos (79 uréteres). El diagnóstico de obstrucción ureteral, se hizo a través de ecografía abdominal, radiografía, y ureteropielografía. La colocación del stent ureteral se intentó por vía endoscópica, cirugía, o ambas, con fluoroscópia. Las historias clínicas fueron revisadas para los datos de pre-, intra-y post-operatorio; complicaciones; y el resultado final.
  • La causas de la colocación del stent fueron diversas: ureterolitiasis (56/79 [71%]), estenosis (10/79 [13%]), ambas ureterolitiasis y estenosis (12/79 [15% ]), o un plug purulento (1/79 [1%]). La colocación del stent fue exitosa en 75 de 79 uréteres (95%). La mediana del número de piedras por uréter fue de 4 (rango, 0 a> 50), y 67 de 79 (85%) tenían nefrolitiasis concurrente. El 95% (66/69) de los gatos tenían azotemia preoperatoria (mediana de la concentración de creatinina: 5,3 mg/dl [rango, 1,1-25,8 mg / dL]), y el 71% (49/69) se mantuvieron azotémicos (mediana, 2,1 mg / dl [rango, 1,0-11,8 mg / dl]) después de una cirugía exitosa. Se produjeron complicaciones relacionadas con el procedimiento, en el postoperatorio (<7 días), a corto plazo (7 a 30 días) y largo plazo (> 30 días) en el 8,7% (6/69; 7/79 uréteres), de los gatos, el 9,1% (6 / 66), 9,8% (6/61), y 33% (20/60), respectivamente; la mayoría de estas complicaciones fueron menores y se asociaron a disuria intermitente o la necesidad de cambio del stent ureteral. La tasa de mortalidad perioperatoria fue del 7,5% (5/69), y no hubo fallecimientos relacionados con el procedimiento quirúrgico.  El tiempo medio de supervivencia fue de 498 días (rango, 2 a > 1278 días). Para los pacientes donde la  causa de la muerte fue renal, el tiempo medio de supervivencia fue> 1262 días. Sólo 14 de 66 gatos (21%) murieron de enfermedad renal crónica. Diecinueve (27%) gatos necesitaron un cambio de stent (estenosis [n = 10],  migración [4], ureteritis [2], disuria [2], pielonefritis [1], o reflujo [1]). Ningún paciente murió por el procedimiento o por obstrucción ureteral recurrente.
  • Los resultados de este estudio indican que el stent ureteral es un tratamiento efectivo para las obstrucciones ureterales benignas en gatos sin importar la ubicación de la obstrucción, la causa, o el número de piedras. La morbilidad perioperatoria y las tasas de mortalidad fueron más bajas que las reportadas con la cirugía ureteral tradicional. Las complicaciones a corto y largo plazo son generalmente menores, pero el cambio del stent o el uso de un dispositivo alternativo pueden ser necesario, en particular con las estenosis ureterales. El pronóstico para las obstrucciones ureterales felinas después de la colocación de este stent ureteral puede ser considerado bueno, cuando el procedimiento es realizado por especialistas capacitados