Se encuentra usted aquí

Abstracts

Seroprevalencia de la infección por dirofilaria, factores de riesgo de la seropositividad y frecuencia de prescripción de los medicamentos preventivos en gatos de Estados Unidos y Canadá

Levy JK, Burling AN, Crandall MM, Tucker SJ, Wood EG, Foster JD.
J Am Vet Med Assoc. 2017 Apr 15;250(8):873-880.
  • El objetivo de este estudio era determinar la seroprevalencia de la infección por dirofilaria, los factores de riesgo de la seropositividad y la frecuencia de prescripción de los medicamentos preventivos en gatos. Se diseñó un estudio prospectivo transversal que englobó 34.975 gatos provenientes de 1.353 clínicas veterinarias (n = 26.707) y 125 refugios de animales (n=8.268) de los Estados Unidos y Canadá. Se recogieron muestras de sangre de todos los gatos, y se analizaron con un test ELISA rápido para detección de antígeno de Dirofilaria immitis, antígeno de FeLV y anticuerpos contra FIV. Los resultados se compararon entre las regiones geográficas y entre varios grupos de gatos que se formaron.
  • Se identificaron animales positivos a antígeno de dirofilaria en 35 estados, pero no en Canadá. La seroprevalencia general en los Estados Unidos fue del 0,4%, siendo más alta en el sur de los Estados Unidos. Los gatos con acceso al exterior tenían una proporción de positivos 3 veces mayor que los que no acceso, y los que no estaban en buen estado de salud en el momento del estaje, tenían una proporción 2,5 veces mayor que los que sí lo estaban. La seroprevalencia fue 0,3% en gatos sanos, 0,7% en gatos con enfermedad oral, 0,9% en gatos con abscesos o heridas por mordedura y 1,0% en gatos con enfermedad respiratoria. Se observó que la co-infección con un retrovirus aumentaba el riesgo de infección por dirofilariosis. En el 12,6% de estos gatos se habían prescrito medicamentos preventivos para la dirofilaria, y esta prescripción fue más común en las regiones con mayor seroprevalencia.
  • Los autores concluyen que con una prevalencia estimada del 0,4%, es probable que cientos de miles de gatos en los Estados Unidos estén infectados con dirofilaria. Dada la dificultad de diagnosticar la infección en todas las etapas del parásito clínicamente relevantes y la falta de opciones de tratamiento curativo, se deberían aumentar los esfuerzos para asegurar que todos los gatos reciban medicación preventiva para dirofilaria