Abstracts

Signos clínicos del tracto urinario inferior reportados por los propietarios en una cohorte de gatos

Longstaff L, Gruffydd-Jones TJ, Buffington CT, Casey RA, Murray JK.
J Feline Med Surg. 2016 Apr 21
  • La causa más común de aparición de signos clínicos  del tracto urinario inferior (STUI) en gatos menores de 10 años es la cistitis idiopática felina (FIC). La prevalencia de STUI en la población de gatos del Reino Unido no ha sido suficientemente evaluada. En este estudio prospectivo se analizaron los datos necesarios para investigar la prevalencia y los factores de riesgo para STUI en una cohorte de jóvenes gatos. Se les pidió a los dueños de gatos que completaran unos cuestionarios en unos momentos específicos de la edad. Todos los gatos tenían por lo menos 18 meses de edad en el momento del análisis. La prevalencia de STUI informada por los propietarios a los 18, 30 y 48 meses de edad se calculó en función de si el propietario veía orinar al gato, y si éste había mostrado alguna vez uno o más de los siguientes signos clínicos: disuria, hematuria o vocalización durante la micción. También se realizó un estudio de casos y controles para investigar los factores de riesgo de STUI
  • La prevalencia de STUI según los datos reportados por los propietarios que vieron orinar a sus gatos fue del 4,3%, 3,8% y 6,0%, con intervalos de confianza del 95% de 03.02 a 05.07%, 02.05 a 05.07% y 03.04 a 10.05% en las edades de 18, 30 y 48 meses, respectivamente. El estilo de vida indoor en la edad de 18 meses y un cambio en la dieta entre las edades de 12 y 18 meses fueron identificados como factores de riesgo. No se identificó de forma clara que cambio de dieta hubo en estos gatos con STUI.
  • El estudio determina que la prevalencia de STUI, según información obtenida de los propietarios de una cohorte de gatos jóvenes, fue mayor que la prevalencia reportada previamente en gatos con STUI que acuden a los hospitales veterinarios con STUI u otras razones como motivos de consulta. El cambio en la dieta entre los 12 y los 18 meses de edad como nuevo factor de riesgo identificado apoya una mayor investigación.