ABSTRACTS

Signos gastrointestinales simultáneos en perros hipotiroideos

George Lubas; Eleonora Gori; Giada Paolinelli; Paola Gianella; Alessio Pierini; Veronica Marchetti
Procc ACVIM 2020

  • Hasta la fecha, se dispone de pocas observaciones sobre la prevalencia y las características de los signos gastrointestinales (GI) en perros hipotiroideos.
  • Los objetivos del estudio eran (1) evaluar los signos GI concurrentes en perros hipotiroideos; (2) analizar las características clínico-patológicas y ecográficas de los perros hipotiroideos con y sin signos GI, y (3) analizar el seguimiento de los signos GI después del tratamiento con hormonas tiroideas.
  • Se revisaron retrospectivamente los registros médicos de los perros hipotiroideos de dos hospitales veterinarios. Los perros fueron clasificados como hipotiroideos si las concentraciones de TT4 o fT4 eran bajas/normales junto a  una TSH normal/alta o una respuesta a la prueba de estimulación con TSH inadecuada. Se recogieron datos sobre la historia clínica, los signos gastrointestinales (vómitos, diarrea, estreñimiento), los parámetros hematológicos y bioquímicos y ecografía abdominal. Los perros hipotiroideos se dividieron en función de si presentaban al menos un signo gastrointestinal (grupo gastrointestinal y grupo no gastrointestinal).
  • Se incluyeron un total de 166 perros (grupo GI, n=45, 27%; grupo no GI, n=121, 73%). Los perros del grupo GI mostraron náuseas (42%), vómitos (40%), estreñimiento (22%), diarrea del intestino grueso (40%), diarrea del intestino delgado (4%) y diarrea inespecífica (40%). No se encontró ninguna diferencia significativa entre los grupos GI y no GI en cuanto a los parámetros hematológicos o bioquímicos. En la ecografía, el grupo GI tuvo una frecuencia de afectación del intestino grueso (20%) significativamente mayor que el grupo no gastrointestinal (P=0,03). Veintisiete perros del grupo GI tuvieron un revisión dentro de las 3-4 semanas desde el comienzo del tratamiento. Veintiún de los 27 perros GI tuvieron una resolución de los signos GI en la revisión (P=0.0001).
  • En este estudio, la mayoría de los perros hipotiroideos que tenían signos gastrointestinales concurrentes eran debido a la implicación del intestino grueso. Con el tratamiento, estos signos gastrointestinales concurrentes en los perros hipotiroideos parecen reducirse.