Abstracts

Tirotoxicosis exógena en perros atribuible al consumo de alimentos comerciales basados en carne y conteniendo un exceso de hormona tiroidea

Broome MR, Peterson ME, Kemppainen RJ, et al.
J Am Vet Med Assoc 2015; 246: 105-111
  • Este estudio describe los hallazgos clínicos en perros con tirotoxicosis exógena atribuible al consumo de alimentos disponibles comercialmente que contienen altas concentraciones de hormona tiroidea. Se realizó una búsqueda retrospectiva de historiales médicos para identificar perros con tirotoxicosis exógena atribuible a la ingesta dietética donde se encontró un caso y luego, de forma prospectiva. se identificaron 13 casos más.
  • Antes de comerlos y después de retirarse los productos a base de carne sospechosa de contener un exceso de hormona, se evaluaron las concentraciones de hormonas tiroideas en suero de estos animales. Para evaluar el tejido tiroideo se realizó una gammagrafía en 13 de 14 perros antes y en 1 de 13 perros después de la interrupción de los alimentos sospechosos. Siete muestras de 5 productos disponibles comercialmente administradas a 6 perros afectados fueron analizadas con respecto a la concentración de tiroxina. Los resultados obtenidos se compararon con los resultados de otros 10 alimentos comerciales y 6 muestras de músculo o hígado vacuno. 
  • Los resultados de las concentraciones de tiroxina en suero eran altos (mediana, 8,8 mcg/dl; rango, 4,65-17,4 mcg/dL) en todos los perros en la evaluación inicial; la gammagrafía reveló disminución de radionucleidos en la glándula en 13 de 13 perros examinados. En > / = 4 semanas después de interrumpir la alimentación de los alimentos sospechosos, las concentraciones totales de tiroxina estaban dentro del rango de referencia en todos los perros y los signos asociados con tirotoxicosis, en los que había, se habían resuelto. Los análisis de los alimentos revelaron una concentración mediana de tiroxina de 1.52 mcg de tiroxina/g para los productos sospechosos y de 0,38 mcg de tiroxina/g, en los otros alimentos comerciales.
  • Los resultados de este estudio indican que puede haber una tirotoxicosis secundaria al consumo de productos a base de carne presumiblemente contaminados por tejido de la tiroides, y que se puede revertir mediante identificación y eliminación de los productos sospechosos de la dieta