Abstracts

Tratamiento de la meningoencefalomielitis de etiología desconocida con micofenolato de mofetilo: 25 casos (2007-2012)

A.D. Woolcock, A. Wang, A. Haley, M. Kent, K.E. Creevy, S.R. Platt
ACVIM 2014
  • En medicina veterinaria ya se ha descrito el uso del micofenolato de mofetilo (MMF) para una variedad de enfermedades autoinmunes.  Hasta ahora, no hay estudios que documenten su uso en perros con meningoencefalomielitis de etiología desconocida (MUE). 
  • Se realizó un estudio retrospectivo de perros con diagnóstico clínico MUE donde se registraron datos de reseña, hallazgos en la resonancia magnética, resultados del análisis del líquido cefalorraquídeo, medicamentos administrados, exámenes de seguimiento neurológicos a los 1, 2, y 6 meses, la supervivencia y los efectos secundarios. Se compararon las variables entre los perros en los que el MMF era complementario a los corticosteroides solos vs complementario a otros inmunomoduladores, y entre los perros en los que se inició el MMF dentro de los 30 días del diagnóstico (grupo inmediato) vs perros en los que MMF se inició a más de 30 días después del diagnóstico (grupo de tratamiento tardío). 
  • Se identificaron 25 casos de MUE. La mediana de supervivencia global desde el diagnóstico fue de 731 días (rango de 43 a 1.672 días). No hubo un efecto significativo de cualquiera de los parámetros registrados en la supervivencia. Los perros del grupo con tratamiento tardío (n = 14) tuvieron una tasa de remisión clínica significativamente menor a los 6 meses de seguimiento que los perros del grupo con tratamiento inmediato (p = 0,043).  El retraso en el inicio del tratamiento con MMF fue el único de los parámetros registrados que de manera significativa podía afectar la posibilidad de remisión clínica a los seis meses de seguimiento. Se identificaron eventos adversos en dos casos (8%) y se caracterizaron por signos gastrointestinales leves (vómitos y disminución del apetito).
  • El estudio concluye que la administración de MMF parece ser seguro en perros con MUE. El uso del MMF produce unos tiempos de supervivencia comparables a otros a protocolos inmunosupresores. El inicio del tratamiento con MMF dentro de los treinta días de la sospecha diagnóstica de MUE puede mejorar la respuesta clínica a largo plazo.