ABSTRACTS

Tratamiento del hipoadrenocorticismo en perros con dosis bajas de pivalato de desoxicorticosterona: Un ensayo clínico controlado y aleatorizado.

Vincent AM, Okonkowski LK, Brudvig JM, Refsal KR, Berghoff N, Olivier NB, Langlois DK.
J Vet Intern Med. 2021 Jul;35(4):1720-1728

  • El pivalato de desoxicorticosterona (DOCP) es el sustituto de mineralocorticoides que se utiliza habitualmente en perros con hipoadrenocorticismo primario (HA). Los protocolos de dosificación recomendados por el fabricante pueden llevar a unos precios prohibitivos y recientemente han aparecido informes que platean la preocupación de que estos protocolos puedan ser excesivos.
  • El objetivo de estudio era investigar la eficacia relativa y los efectos adversos de 2 dosis de DOCP en perros con HA primario con deficiencia en glucocorticoides y mineralocorticoides. 
  • Se planteó un estudio aleatorizado y controlado a doble ciego que incluyó 37 perros con HA primario recién diagnosticado y que fueron asignados al tratamiento con DOCP estándar (2,2 mg/kg q30d, población de control, n=18) o a dosis bajas (1,1 mg/kg q30d, población de prueba, n=19). Se valoraron variables clínicas y de laboratorio entre los 0 y 14 días y aproximadamente 30 días después de cada tratamiento con DOCP durante un periodo total 90 días. 
  • La proporción sodio/potasio media en las reevaluaciones fue ≥32 en ambas poblaciones durante todo el estudio. Ningún perro desarrolló anomalías electrolíticas que justificaran un tratamiento médico, aunque se produjo hipocalemia en al menos una ocasión en 9 controles y en 6 perros de la población de prueba. La gravedad específica de la orina (mediana, rango intercuartil) fue menor en los perros con dosis estándar (1,022, 1,016-1,029) en comparación con los perros de la población con dosis bajas (1,033, 1,023-1,039; P = 0,006). La actividad de la renina plasmática estaba claramente suprimida en 84 de 104 (80,8%) de las mediciones que se hicieron en los perros con dosis estándar, mientras que aumentó en 23 de 112 (20,5%) de las mediciones que se hicieron en los perros de la población con dosis bajas. 
  • En la mayoría de los perros de este estudio, los protocolos de dosis bajas de DOCP parecieron ser seguros y eficaces para el tratamiento del HA. Es más probable que los protocolos de dosis estándar puedan dar unos valores de pruebas bioquímicas evidentes de sobretratamiento.