ABSTRACTS

Un estudio clínico, radiológico e histológico de dientes no erupcionados en perros y gatos: 73 Casos (2001-2018).

Bellei E, Ferro S, Zini E, Gracis M.
Front Vet Sci. 2019 Nov 8;6:357

  • La falta de erupción dental puede estar acompañada por el desarrollo de quistes odontogénicos dentígeros o coronodentario (cavidad anormal que rodea la corona de un diente no erupcionado, dejando por fuera la raíz o raíces de su estructura dentaria) y también raramente vez se ha asociado con neoplasia. Sin embargo, hay poca información disponible sobre la prevalencia de dientes no erupcionados y lesiones asociadas en perros y gatos.
  • El objetivo principal de este estudio fue describir los datos epidemiológicos de perros y gatos con dientes no erupcionados, y evaluar la prevalencia de quistes y tumores dentígeros asociados. Un objetivo secundario fue la evaluación de posibles factores implicados en el desarrollo de quistes dentígeros y la descripción de sus características histológicas.
  •  Se revisaron los registros médicos y dentales, fotografías intraorales, radiografías intraorales de perros y gatos con dientes no vistos clínicamente examinados entre 2001 y marzo de 2018. Los datos recopilados incluyeron la reseña del animal, motivo de consulta, número, tipo, profundidad de inclusión y angulación de los dientes no erupcionados, presencia de lesiones quísticas o tumores, anomalías que afectaban los dientes afectados, hallazgos histopatológicos, tratamiento realizado y resultado. Se incluyeron 73 animales (69 perros y 4 gatos) con 113 dientes no erupcionados.
  • El diente no erupcionado más frecuente en perros fue el primer diente premolar (78%), seguido del canino y del tercer molar. Se diagnosticaron quistes dentígeros asociados en 48 dientes (44.4%) en perros y en uno de cada cinco dientes no erupcionados en gatos. Las razas braquicéfálas estaban sobre-representadas. En los perros boxer, el único diente no erupcionado fue el primer diente premolar (32 dientes). El 90% de los boxers con dientes no erupcionados desarrollaron lesiones asociadas (25 quistes dentígeros y un tumor). En asociación con tres dientes no erupcionados, se diagnosticaron dos ameloblastomas (uno en un perro y otro en un gato) y un osteosarcoma (en un perro). Para diagnosticar dos quistes odontogénicos no evidentes en las radiografías se hizo imprescindible hacerlo con histología. En todos los casos que fueron seguidos, el tratamiento (es decir, extracción, extracción y legrado quirúrgico u operculectomía) pareció tener éxito. En lo re-exámenes, los quistes dentígeros no tratados mostraron progresión. Ninguno de los dientes no erupcionados sin evidencia de quiste en el momento del diagnóstico mostró un inicio de desarrollo quístico posterior. Ninguno de los factores evaluados se asoció con la falta de erupción y / o desarrollo de lesiones asociadas a esta falta de erupción.