Versión para impresiónVersión para impresión

Abstracts

Utilidad de la ecografía abdominal en perros con diarrea

Mapletoft EK, Allenspach K, Lamb CR.
J Small Anim Pract. 2018 Jan;59(1):32-37
  • El objetivo de este estudio era evaluar la utilidad de la ecografía abdominal en el abordaje diagnóstico de los perros con diarrea.
  • Se diseñó un estudio transversal retrospectivo basado en una población de perros con diarrea. Se examinaron las asociaciones entre los signos clínicos, el uso de la ecografía abdominal, los resultados de la ecografía abdominal y el trabajo posterior que se llevó a cabo. La utilidad de la ecografía abdominal se calificó como alta, moderada, ninguna o contraproducente según la revisión de los historiales médicos.
  1. Se revisaron los registros médicos de 269 perros con diarrea, de los cuales en 149 (55%) se realizaron ecografías abdominales. El resultado más frecuente fue la ausencia de anomalías ecográficas que afecten al intestino en 65 (44%) perros. Los resultados de la ecografía se asociaron con un procedimiento posterior de la siguiente manera: (1) no se detectaron anomalías y se procedió a ensayos dietéticos; (2) engrosamiento focal de la pared intestinal, pérdida de capas de la pared intestinal o ganglios linfáticos abdominales agrandados y se procedió a aspirados con aguja fina eco-guiados (3) engrosamiento difuso de la pared intestinal o estrías hiperecoicas en la mucosa del intestino delgado y endoscopia consecuente; y (4) cuerpo extraño del intestino delgado y coeliotomía. La ecografía abdominal se consideró diagnóstica sin pruebas adicionales en solo cuatro (3%) perros: dos tenían una derivación portosistémica identificada por ecografía, uno tenía un cuerpo extraño lineal y uno tenía una úlcera pilórica perforada. La ecografía abdominal tuvo una utilidad moderada en 56 (38%) perros y no tuvo utilidad en 79 (53%) perros. La ecografía abdominal se consideró contraproducente en 10 (7%) perros porque los resultados fueron, falsos negativos o falsos positivos.
  • En base a estos resultados, los autores proponen que se debería reconsiderar el uso rutinario de la ecografía abdominal en perros con diarrea.