Abstracts

Valoración de la dexmedetomidina y otros agentes para la inducción de la emesis en los gatos: 43 casos (2009-2014).

Thawley VJ, Drobatz KJ
J Am Vet Med Assoc. 2015 Dec 15;247(12):1415-8
  • Este estudio compara el uso de clorhidrato de dexmedetomidina, clorhidrato de xilazina, y peróxido de hidrógeno para la inducción de la emesis en los gatos. Se valoraron retrospectivamente una serie de 43 casos en los que se indujo emesis por sospecha de ingestión de algún tóxico o de un cuerpo extraño lineal reciente. Se registraron los datos obtenidos respecto al tipo, dosis y vía de administración del agente emético; resultado en la inducción de emesis; tiempo transcurrido hasta la emesis o la administración de un agente de reversión en postemesis (para contrarrestar los efectos sedantes del agente emético); y los efectos adversos.
  • La inducción de la emesis se intentó por administración oral de peróxido de hidrógeno (n = 3) o administración IV o IM de xilazina (n=25 [incluyendo 1 gato que ya había recibido el peróxido de hidrógeno]) o dexmedetomidina (n=16).
  • Ningún gato de los que se administró peróxido de hidrógeno vomitó. En 11 de 25 gatos tratados con xilazina y en 13 de 16 gatos con dexmedetomidina se indujo emesis. La dexmedetomidina mostró  mayor probabilidad de causar vómitos que xilazina (OR, 5,5; intervalo de confianza del 95%, 1,1 a 36). La mediana de la dosis de dexmedetomidina que causó emesis era 7 mcg/kg (rango, 0,96 a 10,0 mcg kg). En 5 gatos tratados con xilazina y en 10 gatos con  dexmedetomidina se registró el tiempo transcurrido hasta la emesis o administración de un agente de reversión postemesis (mediana del intervalo: 10 minutos [rango, de 5 a 175 minutos] y 5 minutos [rango, 1 a 12 minutos]), respectivamente. La sedación fue el único efecto adverso, que ocurrió en 2 gatos tratados con xilazina y en uno con dexmedetomidina.
  • Los autores concluyen que la dexmedetomidina puede ser utilizada con éxito para inducir la emesis en  gatos.