Se encuentra usted aquí

Manejo de Muestras

Pasamos a detallar los aspectos más básicos del manejo de muestras.

Obtención de la muestra

Realizar una venipunción clara y limpia evitando "explorar" con la aguja (fundamental para minimizar hemólisis y coagulación no deseada)

El uso de una presión negativa excesiva puede producir bien un colapso del vaso o bien una paso demasiado rápido de los hematíes a través de la aguja.

Quitar la aguja de la jeringa y transferir la sangre al tubo/s adecuado/s sin ejercer una presión excesiva.

Procesamiento y conservación de la muestra

Incluye el período comprendido entre la obtención de la muestra y su análisis en el laboratorio.

1.Suero

Aunque en cada técnica se indica el tipo de muestra requerido, el suero es la muestra de elección por defecto (excepto en hematología y coagulación) ya que resulta fácil de obtener y de procesar, y no existe ninguna interferencia por el anticoagulante.

Obtención

Recoger la muestra en tubos sin anticoagulante (preferiblemente con activadores de la coagulación)

Dejar coagular durante 15-30 minutos (mejor dejar que se retraiga el coágulo.

Centrifugar, separar el suero y ponerlo en un tubo de plástico. Si se prevé un etraso, entre la extracción de la sangre y la separación del suero mayor de dos horas, se recomienda refrigerar la muestra para disminuir el efecto de la hemólisis. Normalmente por cada 1 cc de sangre entera se pueden obtener 0.3 cc de suero.

Marcar el tubo, y refrigerar o congelar si no se va a enviar en los próximos 1-3 días.

El envío de muestras de sangre entera coagulada y no separada no es aconsejable, ya que seguramente se producirá una hemólisis grave.

2.Plasma

Más apropiado en situaciones donde esté indicado un análisis rápido (por ejemplo: urgencias), ya que la preparación del plasma no requiere completar la coagulación antes de la centrifugación.

Habitualmente puede obtenerse un volumen mayor de plasma que de suero, a partir de un volumen dado de sangre entera.

Obtención

Recoger la sangre en tubos con anticoagulante

Anticoagulantes

EDTA
  • Es el anticoagulante de elección para realizar hemogramas ya que conserva la morfología celular. Mezclar la sangre por inversión suave durante 1-2 min.
  • Existe EDTA sódico y EDTA potásico. El EDTA es un quelante de calcio y magnesio y por lo tanto es mejor no usarlo para bioquímica.
Heparina
  • Proporciona una conservación celular pobre. Puede usarse en la mayoría de bioquímicas.
Citrato
  • Imprescindible para pruebas de coagulación: Se debe obtener la muestra, centrifugar, separar y refrigerar y/o congelar dependiendo de los requisitos.

Centrifugar dentro de los 15 primeros minutos. Separar el plasma a tubos de plástico sin nada y refrigerar o congelar según se indique.