Se encuentra usted aquí

Se encuentra usted aquí

Cardiorespiratorio

ABSTRACTS

Infecciones por gusanos pulmonares simples y mixtas: hallazgos clínicos, radiográficos y terapéuticos en 26 casos (2013-2015)

Crisi PE, Aste G, Traversa D, Di Cesare A, Febo E, Vignoli M, Santori D, Luciani A, Boari A.
J Feline Med Surg. 2016 Sep 30

  • El objetivo de este estudio fue describir de forma retrospectiva las características clínicas, radiológicas y terapéuticas de la infección por gusanos pulmonares en gatos. Se revisaron de forma retrospectiva los registros médicos de los gatos que presentaron diagnóstico de gusanos pulmonares, radiografía de tórax y sin enfermedades concurrentes entre 2013 y 2015. Se recogieron datos sobre el examen físico, hematología, bioquímica sérica, tratamientos con antihelmínticos diversos y los resultados.
  • Se identificaron 37 registros y 26 se incluyeron en el estudio. Se diagnosticaron infecciones individuales por Aelurostrongylus abstrusus (n = 15), Troglostrongylus brevior (n = 3) y Capillaria aerophila (n = 1) y co-infecciones por T brevior / A abstrusus (n = 6) y T brevior / C aerophila (n = 1). Los signos respiratorios más comunes fueron tos (n = 12), aumento del murmullo vesicular (n = 10), varias presentaciones de disnea (n = 9), tales como dificultad para respirar, ortopnea o respiración con la boca abierta, y taquipnea (n = 6). Dos gatos estaban infectados de forma subclínica. La anemia fue la anomalía de laboratorio más común (n = 7). Los patrones radiográficos identificados fueron intersticial (n = 24), bronquial (n = 21), alveolar (n = 10) y vascular (n = 2). Veinticinco gatos tuvieron una recuperación completa dentro de las 2-6 semanas de terapia. Un gatito falleció 7 días después del diagnóstico.
  • El trabajo concluye que los vermes pulmonares siempre deben incluirse en el diagnóstico diferencial en los gatos que viven en zonas endémicas y que se presentan con signos respiratorios y alteraciones radiológicas. El examen coprológico debería ser considerado como uno de los primeros pasos en el abordaje diagnóstico para todos los gatos en riesgo de infección por gusanos pulmonares. En la mayoría de casos, la terapia apropiada y oportuna con diversos antihelmínticos garantiza una buena recuperación.
ABSTRACTS

Comparación entre los cultivos bacterianos de laringe entre perros con parálisis laríngea y perros normales

Ganjei J, Langenbach A, Watrous G, Hodgson J.
J Small Anim Pract. 2016 Nov;57(11):644-649

  • El objetivo de este estudio es documentar los tipos más comunes de bacterias aisladas de la laringe canina y comparar los aislamientos, el grado de los patrones de crecimiento y de sensibilidad entre los perros con parálisis laríngea y perros con la función laríngea normal. Se obtuvieron muestras con hisopos laríngeos de cada paciente y se procesaron para cultivo bacteriano y las pruebas de sensibilidad. Los perros con parálisis laríngea (n = 23) fueron sometidos a una lateralización unilateral del aretinoides y como perros control (n = 24), se tomaron los sometidos a un procedimiento ortopédico. Se compararon los resultados de los cultivos entre los grupos.
  • En general, los organismos bacterianos aislados de la laringe fueron similares a los que normalmente se encuentran en la orofaringe, la tráquea y los pulmones. Las bacterias más comunes aisladas de la laringe de todos los perros fueron Escherichia coli, Klebsiella spp y Pasteurella spp. En perros con parálisis laríngea fue más común encontrar colonias puras, mientras que en los perros control fue más frecuente observar colonias mixtas. Las resistencias antimicrobianas fueron similares entre los perros del estudio y los perros control.
  • Los autores concluyen que la flora de la laringe parece contener bacterias que también son frecuentes en orofaringe, tráquea y pulmones. No se identificaron diferencias en la sensibilidad a los antimicrobianos entre ambos grupos de perros.

 

ABSTRACTS

Evaluación de las concentraciones séricas de dimetilarginina simétrica y cistatina-C en perros con fallo cardiaco por enfermedad valvular mitral crónica.

Choi BS, Moon HS, Seo SH, Hyun C.
J Vet Med Sci. 2016 Sep 30

  • La reducción de la tasa de filtración glomerular (TFG) es una complicación frecuente en las etapas avanzadas de la insuficiencia cardíaca (IC). La evaluación conveniente y precisa de la TFG sería útil para la detección temprana de la insuficiencia renal en perros con IC. La hipótesis de este estudio era que la TFG se reduciría en etapas avanzadas de la IC por enfermedad valvular mitral crónica (CMVI), y que sería indicado por biomarcadores renales, incluyendo las concentraciones séricas de dimetilarginina simétrica (SDMA) y cistatina-C (Cys-C). En el estudio se inscribieron y evaluaron un grupo de 43 perros, que constaban de 33 perros con diferentes etapas de HF por CMVI y 10 perros sanos control de la misma edad. Tanto en los en perros sanos y como los perros con CMV se midieron las concentraciones séricas de Cys-C y SDMA, junto con otros parámetros renales (urea y creatinina) y marcadores ecocardiográficos.
  • Las concentraciones séricas de Cys-C fueron 1,4 ± 0,4 mg / l en perros control, 2,1 ± 0,9 mg / l en perros ISACHC I (International Small Animal Cardiac Health Council), 2,9 ± 0,8 mg / l en ISACHC II y 3,6 ± 0,6 mg / l en los perros ISACHC III, mientras que las concentraciones de SDMA suero fueron 8 ± 2 ug / dl en perros control, 14 ± 3 ug / dl perros con ISACHC I, 18 ± 6 ug / dl en ISACHC II y 22 ± 7 ug / dl en los perros ISACHC III. Hubo una estrecha correlación entre las concentraciones séricas de Cys-C y SDMA con las de creatinina sérica, urea y la gravedad de la IC.
  • Los autores concluyen que este estudio demuestra que la tasa de filtración glomerular se reduce en los perros con CMVI que sufren las primeras fases de una IC.

 

ABSTRACTS

Función y estructura laríngea en perros con tos

Johnson LR
J Am Vet Med Assoc. 2016 Jul 15;249(2):195-201

  • En esta publicación se investiga de forma prospectiva la prevalencia y el tipo de anomalías laríngeas presentes en 138 perros examinados a causa de tos, sin acompañamiento de signos clínicos relacionados con enfermedad de las vías respiratorias superiores y comparar la prevalencia de estas anomalías entre perros con diversas enfermedades de las vías respiratorias.
  • El estudio se realizó entre julio de 2001 y octubre de 2014 y se incluyeron perros examinados para tos mediante exámenes laringoscópicos y broncoscópicos realizados por 1 examinador. Se registraron los casos de hiperemia e inflamación de laringe, y se evaluó la función laríngea antes y después de la estimulación con doxapram, cuando estaba indicado. Se compararon los resultados entre perros en base a la duración de la tos (aguda [<2 semanas], subaguda [2 semanas a 2 meses], y crónica [> 2 meses]) y la enfermedad diagnosticada (enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias, colapso de las vías respiratorias, infección del tracto respiratorio inferior, y bronconeumopatía eosinofílica).
  • Se detectó hiperemia de laringe en 73 de 134 (54%) de los perros con tos de duración subaguda o crónica, y su prevalencia no varió significativamente entre los perros con diversas enfermedades. Trece perros tenían paresia laríngea, y 13 perros tenían parálisis laríngea; tanto la disfonía (n = 2) como el estridor (1) fueron hallazgos poco comunes en estos perros. La prevalencia de la disfunción laríngea (paresia o parálisis) no difirió significativamente entre las diversas enfermedades.
  • Los resultados de este estudio indican que 26 de 138 (19%) de los perros examinados por sólo presentar tos, tenían también disfunción laríngea, lo que sugiere que en la evaluación diagnóstica de los perros con tos, se debería incluir un examen laringoscópico completo.
ABSTRACTS

Biomarcadores cardiacos péptido natriurético NT-proBNP y la troponina cardiaca I en pacientes caninos con enfermedad renal crónica

Lena Pelander, Jens Häggström, Ingrid Ljungvall
ACVIM 2016

  • El aumento de las concentraciones del péptido natriurético N-terminal cerebral (NT-proBNP) y la troponina cardiaca I (cTnI) en perros, gatos y personas azotémicos han sido descritas en varias ocasiones. El objetivo de este estudio fue investigar la relación entre la Tasa de Filtración Glomerular (TFG) y las concentraciones plasmáticas de cTnI y NT-proBNP en pacientes caninos con enfermedad renal crónica (ERC) estables. En el estudio se incluyeron, de forma prospectiva, 50 perros con propietario, de los que 27 fueron diagnosticados de enfermedad renal crónica (anormalidades estructurales y/o funcionales de uno o ambos riñones que habían persistido durante al menos 3 meses) y sin signos de otra enfermedad significativa, y 23 perros sanos que se incluyeron como controles. En todos los perros se realizó un examen físico, mediciones repetidas de la presión arterial, análisis completo de orina, un panel completo de hematología y bioquímica, un examen ecocardiográfico, ecografía de todo el tracto urinario, y escintigrafía de los riñones para la estimación tasa de filtración glomerular (TFG).
  • La mediana de edad de los perros incluidos fue de 6 años (rango 0.5-14 años). peso corporal medio fue de 19,5 kg (rango 2-42 kg). No hubo diferencias en la edad o el peso entre perros sanos y perros con ERC. Entre los perros con ERC, 16 tenían una TFG disminuida y 11 tenían una TFG dentro del rango normal. Los perros con ERC y la TFG en el rango normal tenían evidencias de enfermedad renal como proteinuria renal persistente o anomalías morfológicas. Se valoraron estadísticamente las asociaciones entre las características del perro y la cTnI y NT-proBNP, respectivamente.
  • La edad (r = 0,59; p <0,0001), el peso corporal (PC; r = 0,29; p = 0,04), creatinina (r = 0,29; p = 0,04) y la presión arterial sistólica (PAS; r = 0,42; p = 0,06) se asociaron con la concentración de cTnI. La creatinina (r = 0,46; P = 0.001), tasa de filtración glomerular (r = 0,39; P = 0,0063), albúmina (r = 0,35; P = 0,0141), y la fracción de volumen de eritrocitos (EVF; r = 0,35; P = 0,0072) se asociaron con la concentración de NT-proBNP. Todas las variables que se asociaron con la cTnI o concentración de NT-proBNP, respectivamente, con un valor de p <0,2 se incluyeron en el análisis de regresión múltiple (excepto la creatinina). La edad, el peso corporal y presión arterial fueron las variables que quedaron en el modelo final de cTnI (R-cuadrado ajustado 0,50; p <0,0001). La TFG, el peso corporal y la concentración sérica de albúmina fueron las variables que quedaron en el modelo final de de NT-proBNP (R-cuadrado ajustado 0,29; p <0,0001).
  • Los autores concluyen que, la concentración plasmática de cTnI en perros con enfermedad renal crónica estable no estaba influenciad por una TFG disminuida. Por otra parte, la concentración plasmática de NT-proBNP en pacientes con ERC canino estables, sí que parecía estar influenciada por la TFG
ABSTRACTS

Endocarditis infecciosa en 13 gatos

Palerme JS, Jones AE, Ward JL, Balakrishnan N, Linder KE, Breitschwerdt EB, Keene BW.
J Vet Cardiol. 2016 Jun 6

  • En este trabajo se describen la presentación clínica, las alteraciones clínico-patológicas y la evolución de una serie de 13 gatos con diagnóstico de endocarditis infecciosa (EI) (en base a los criterios de Duke modificados), en dos centros de referencia. Se revisaron los registros médicos ​​para extraer los datos oportunos retrospectivamente. Además, en los casos en que hubo disponibilidad de tejido cardíaco se realizó una PCR para ADN de Bartonella.
  • Se calculó que la prevalencia de la IE felina era del 0,007%. Los gatos con endocarditis tendían a ser mayores (edad media: 9 años, rango: 2-12 años) y no había relación ni con el sexo ni con la raza. Los signos clínicos más comúnmente detectados incluyeron dificultad respiratoria (n = 5) y anomalías locomotoras de diversa gravedad (n = 5). El examen ecocardiográfico detectó lesiones valvulares consistentes con endocarditis en las válvulas aorta (n = 8) o mitral (n = 5). Nueve gatos fueron diagnosticados con insuficiencia cardiaca congestiva en el momento del diagnóstico de la endocarditis. En general, el pronóstico fue grave con una mediana de supervivencia de 31 días.
  • A diferencia de los perros, los gatos con IE, suelen presentar signos clínicos compatibles con alteraciones del aparato locomotor y descompensación cardíaca que son sugerentes de bien enfermedad tromboembólica o de artritis inflamatoria. Dado el estado avanzado de la enfermedad, en el momento en que se produce el diagnóstico, el pronóstico es grave.
ABSTRACTS

Seroprevalencia post-pandémica de los virus de la influenza humana en gatos domésticos

Ibrahim M, Ali A, Daniels JB, Lee CW.
J Vet Sci. 2016 Mar 30

  • La exposición continua de los gatos a diversos virus de la gripe origina cierta preocupación de un posible papel de los gatos en la epidemiología del virus de la gripe. En estudios previos de seroprevalencia en gatos domésticos de muestras recogidas durante la ola pandémica de H1N1 del 2009 (septiembre 2009-septiembre 2010) se detectó una alta prevalencia pandémica del virus de la gripe humana H1N1, y estacional del H1N1 y H3N2 (22,5%, 33,0%, 43,5%, respectivamente ). En este estudio, los autores amplían el seguimiento serológico del virus de la influenza en muestras de gatos recogidas en el periodo post-pandémico (junio de 2011-agosto de 2012).
  • Se analizaron un total de 432 sueros de gato por inhibición de la hemaglutinación. Los resultados mostraron un aumento en la prevalencia de la pandemia H1N1 (33,6%) y una reducción significativa de las prevalencias de los dos estacionales, H1N1 y H3N2 (10.9% y 17.6%, respectivamente) en comparación con el estudio previo realizado durante la ola pandémica. La prevalencia de la pandemia de H1N1 en gatos mostró un patrón de estacionalidad irregular en la fase posterior a la pandemia. La reactividad al H1N1 pandémico fue más frecuente entre las gatas que los gatos machos. En contraste con los hallazgos del estudio  anterior, no se observó una asociación significativa entre la enfermedad respiratoria clínica y la infección por virus de la gripe.
  • Este estudio pone de manifiesto la alta susceptibilidad que hay entre los gatos a la infección por virus de la influenza humana, y que se correlaciona con la prevalencia de la influenza en la población humana
ABSTRACTS

Características epidemiológicas y clínicas de la forma endomiocárdica de miocardiopatía restrictiva en gatos: una revisión de 41 casos

Kimura Y, Fukushima R, Hirakawa A, Kobayashi M, Machida N.
J Vet Med Sci. 2016 Jan 28

  • En este estudio se revisan registros de necropsia de 327 gatos con evidencia de enfermedad cardíaca en el período 2005-2014 y se encontraron 41 casos con la forma endomiocárdica de miocardiopatía restrictiva. Seguidamente se evaluaron sus características epidemiológicas y clínicas. Los datos médicos obtenidos retrospectivamente incluían la reseña del animal, motivo de consulta, examen físico, resultados de varias pruebas de diagnóstico, métodos de tratamiento y tiempos de supervivencia.
  • A excepción de un gato persa chinchilla, todos eran gatos de pelo corto europeos. La edad media de muerte fue de 7,3 ± 4,5 años (mediana, de 6 años; rango, 4 meses a 19 años), representando los machos, el 61% (25/41) del total.
  • La disnea fue el signo clínico más frecuente, siendo evidente en el 83% (35/41) de los gatos. La paresia o parálisis de las extremidades posteriores, debido a tromboembolismo aórtico fue evidente en el 41% (17/41) de los gatos.
  • Las arritmias de origen auricular eran comunes. Un hallazgo común en ecocardiografía era un agrandamiento de la aurícula izquierda o de las dos aurículas con severo engrosamiento endocárdico del ventrículo izquierdo.
  • La mayoría de los gatos afectados tuvieron una mala evolución. La duración de la enfermedad osciló entre 1 a 977 días, y la mediana del período de supervivencia fue de 30 días.
ABSTRACTS

Factores de riesgo para el desarrollo de la neumonía por aspiración después de una lateralización unilateral del aritenoides en perros con parálisis laríngea: 232 casos (1987-2012)

Wilson D, Monnet E.
J Am Vet Med Assoc. 2016 Jan 15;248(2):188-94

  • El objetivo del estudio era identificar, retrospectivamente, los factores de riesgo para el desarrollo de una neumonía por aspiración después de una lateralización unilateral del aritenoides en perros con parálisis laríngea. Se evaluaron los registros médicos de  232 perros con diagnóstico de parálisis laríngea tratada con lateralización unilateral del aritenoides izquierdo. Se recogieron datos sobre la reseña del animal, historia clínica, complicaciones quirúrgicas, y evolución.  El seguimiento a largo plazo se realizó a través de la revisión de las historias clínicas y mediante una entrevista telefónica con el propietario, el veterinario que refirió el caso, o ambos.
  • Dentro del período de seguimiento, se produjo neumonía por aspiración a los 1, 3, y 4 años, en el 18,6%, 31,8% y 31,8% de los perros, respectivamente. Las tasas de supervivencia a los 1, 3 y 4 años para perros con neumonía por aspiración postoperatoria fueron 83,1%, 51,5% y 25,8%, respectivamente. Ninguno de los perros con neumonía por aspiración antes de la cirugía desarrolló signos clínicos de neumonía por aspiración después de la cirugía. La existencia de un megaesófago postoperatorio (hazard ratio [HR], 2,58; 95% intervalo de confianza [IC], 1,56-3,93) y la administración postoperatoria de analgésicos opioides antes del alta médica (HR, 1,69; 95% CI, 1,12 a 2,80) fueron factores de riesgo significativos para el desarrollo a largo plazo de neumonía por aspiración. La administración de metoclopramida perioperatoria no disminuyó significativamente el riesgo de desarrollar neumonía por aspiración (HR, 0,94; IC del 95%, 0,67-1,37).
  • En este estudio, la neumonía por aspiración fue la complicación postoperatoria más frecuente en perros tratados de parálisis laríngea con  lateralización unilateral del aritenoides. La pre-existencia de una neumonía por aspiración no se asoció con un mayor riesgo para el desarrollo de neumonía por aspiración después de la cirugía. El megaesófago fue identificado como un factor de riesgo importante para el eventual desarrollo de neumonía por aspiración. La administración de un analgésico opioide puede aumentar el riesgo de neumonía por aspiración en estos perros  tratados quirúrgicamente para parálisis laríngea
ABSTRACTS

Predicción dela presión arterial sistólica mediante la palpación de pulsos periféricos en gatos

Reineke EL, et al.
J Vet Emerg Crit Care. 2015.

  • El objetivo del estudio era evaluar la capacidad de la palpación del pulso periférico para predecir la presión arterial sistólica (PAS) en los gatos que presentan en urgencias. Se diseñó un estudio prospectivo observacional que se alargó un período de 8 meses. Se seleccionaron 102 gatos que acudieron a los servicios de urgencia de un hospital universitario. A los gatos se les realizó un examen físico y medición de PAS mediante técnica Doppler realizado antes del tratamiento. Se palparon los pulsos femorales y metatarsianos digitalmente y se evaluó la calidad de los pulsos como fuerte, moderado, deficiente o ausente. En el mismo acto se midió la PAS.
  • La mediana de la PAS para todos los gatos fue de 92,5 mm Hg (rango, 30 a 240 mm Hg). Se encontró una correlación significativa entre la calidad del pulso femoral con la PAS en el momento de admisión (p <0,001, rho = 0.6755). La mediana de la PAS para cada una de las categorías de calidad del pulso femoral (fuerte, moderado, deficiente o ausente) fue significativamente diferente (P <0.05). Para el pulso metatarsiano, la  mediana de la PAS en los  gatos con pulsos ausentes o fuertes fue significativamente diferente (P <0,001). Los gatos con los pulsos metatarsiano y femoral ausentes tenían una mediana de PAS de 30 mm Hg (rango, 30 a 105 mm Hg), mientras que los gatos con los pulsos metatarsianos fuerte tenían una mediana de PAS de 135 mm Hg (rango, 58 a 210 mm Hg). La ausencia de pulso metatarsiano identificó correctamente a los gatos con una presión arterial de 75 mm Hg o menos, el 84% ​​de veces (área bajo la curva: 0,89; intervalo de confianza del 0,81, 0,97).
  • Los autores concluyen que en gatos, la evaluación de la calidad del pulso periférico por veterinarios en urgencias se correlaciona con la PAS. Con descensos progresivos en la presión arterial, el pulso metatarsiano desaparece, y es sólo con una hipotensión grave, que el pulso femoral desaparece. La  evaluación de la calidad tanto del pulso metatarsiano dorsal como del pulso femoral durante la priorización de la urgencia puede ser útil en la identificación de anormalidades en la presión sanguínea.